Distrito Federal.-En México, la lactancia materna está en deterioro y es un factor que propicia que al año mueran 13.7 niños menores de un año por cada mil nacimientos, siendo Guerrero, Chiapas y Oaxaca las entidades con las tasas más altas por encima de 17 defunciones por cada mil, indicó la diputada Cristina Olvera Barrios (NA).

La también secretaria de la Comisión de Desarrollo Social, impulsa una iniciativa que reforma la Ley General de Salud, en su artículo 64, para que las autoridades sanitarias competentes establezcan al menos un Banco de Leche Humana (BLH) en cada entidad federativa, en los establecimientos de salud que cuenten con servicios neonatales.

Mencionó que actualmente en México solo existen 10 bancos de leche humana, que se ubican en el Distrito Federal, Estado de México, Zacatecas, Tabasco, Veracruz y Jalisco.

Olvera Barrios destacó que a pesar de los avances en materia de combate a la desnutrición infantil que se han experimentado en los últimos años, las cifras siguen siendo alarmantes en algunos sectores de la población, donde tan sólo el riesgo de que un niño o niña indígena muera por diarrea, desnutrición o anemia es tres veces mayor.

En tanto, continuó, en el grupo de edad de 5 a 14 años, la desnutrición crónica es de 7.25 por ciento en las poblaciones urbanas, y la cifra se duplica en las rurales.

Este deterioro, dijo, es resultado de no seguir la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual promueve el fortalecimiento y prevalencia de la lactancia materna como alimento exclusivo a partir de las primeras horas de vida y hasta los 6 meses, continuada por dos años más, si así lo desean, por lo que “su promoción, protección y apoyo deben ser integrales, coordinados, financiados y evaluados con la participación del gobierno federal y demás actores”.