CÓRDOBA, Ver.- Córdoba y Orizaba forman parte de las regiones de mayor riesgo en Veracruz para el robo y desapariciones de niños y adolescentes. Este año 15 familias tuvieron la desgracia de sumarse a la lista de perder a sus hijos.

Víctor Arturo Gutiérrez Romero, delegado estatal de la fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos, explicó que los 15 casos corresponden a padres de familia que se le acercaron para pedirle apoyo, sin embargo, la cifra de víctimas es mucho mayor.

 El grueso de edad de desaparecidos fluctúa de los 12 a 16 años principalmente, de los cuales el 70% corresponde a mujeres, y de ellas el mayor porcentaje va de los 13 a 15 años.

Consideró que son las adolescentes las que están en el ojo de los grupos delictivos porque las utilizan para la explotación sexual y en un segundo lugar para explotarlas laboralmente, aunque en este último aspecto también entran las mayores de edad, pero no pueden escapar porque son vigiladas.

Aquí las redes sociales juegan un papel preponderante si se toma en cuenta que ocupan a nivel mundial el primer lugar para enganchar a menores de edad.