CHILPANCINGO.-Al señalar que Guerrero ha vivido una compleja situación en los últimos dos meses, el presidente Enrique Peña Nieto convocó a apoyar la entidad porque “hoy Guerrero necesita el respaldo de todos los mexicanos”.

En la presentación de la Estrategia Emergente para la Reactivación Económica, Peña Nieto afirmó que “Guerrero tiene que ser un referente de orgullo, de identidad y de progreso para nuestra nación”.
El mandatario confió en que se revierta la condición de inactividad económica, la pérdida de empleos, el cierre de algunos negocios, el que la ocupación hotelera de Acapulco, particularmente, y de otros sitios turísticos haya estado a la baja.

Acompañado por el gobernador de Guerrero, Salvador Rogelio Ortega Martínez, nueve secretarios de Estado y su gabinete ampliado, el presidente Peña Nieto enlistó las cinco acciones: apoyo a los contribuyentes de Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Taxco y Zihuatanejo; programa de pavimentaciones e infraestructura municipal; programa especial de Turismo; programa de empleo temporal; creación de un fondo especial que apoyará de manera inmediata a pequeñas empresas en riesgo de quiebra o de cierre.

Detalló que dio instrucciones para que “la cuota que tiene hoy la autopista México-Acapulco, ya hoy reducida a la mitad de lo que se pagaba, también de forma temporal, se reduzca aún más a otro 50 por ciento de la que tiene actualmente, pero además asumo el compromiso que tiene el Estado para garantizar el libre tránsito en esta importante vía”.

Adicionalmente, para salvaguardar a su población y al turismo, las Fuerzas Federales asumieron la vigilancia del Puerto de Acapulco.