México, D.F.-  A fin de contribuir a mejorar el conocimiento entre la sociedad mexicana de las lenguas originarias de México, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI) y el Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS) presentaron el proyecto de documentación lingüística y el diccionario electrónico de la Lengua de Señas Maya Yucateca (LSMY).

En el evento, el director General del INALI, Javier López Sánchez, mencionó que el objetivo es propiciar la generación de conocimiento, reconocimiento y valoración de la diversidad lingüística y cultural del país y, en forma paralela, coordinar proyectos de investigación lingüística y sociolingüística de las lenguas indígenas nacionales.

Dijo que además de contribuir a un mejor conocimiento de las lenguas originarias de México, se busca crear un acervo digital de la LSMY y un entorno que ayude en la formación de jóvenes de las comunidades de sordos, dándoles herramientas técnicas y académicas para que puedan describir su propia lengua y en un futuro cercano ser promotores de este proyecto.

López Sánchez destacó que este proyecto tiene repercusiones locales, ya que con la creación del diccionario electrónico las personas que utilizan la LSMY contarán con material para difundir su lengua y para que otros puedan aprenderla.

Dijo también que el proyecto tiene resonancia en el país, porque contribuye a la documentación de lenguas indígenas en riesgo de desaparecer y a un mejor conocimiento de las lenguas, lo que permitirá proponer políticas públicas con pertinencia cultural y lingüística.

Al principio de su intervención, López Sánchez recordó que desde 2003 las 68 lenguas indígenas, con sus 364 variantes que pertenecen a 11 familias lingüísticas, que se hablan en el país y la lengua de señas mexicana, son lenguas nacionales con la misma validez que el español.

Destacó que desde el INALI se esta instrumentado una acción de política pública intercultural del lenguaje para impulsar los usos sociales de las lenguas indígenas, para que estén presentes en todos los ámbitos de la vida pública y privada.

Cabe precisar que la colaboración entre el INALI y el CIESAS para la realización de este proyecto inició en el 2013 y se lleva a cabo, específicamente, en dos comunidades yucatecas Nohkop y Chicán.

vmp