México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, presentó su informe de 100 días de gobierno para dar a conocer los resultados de su gestión.

Durante una conferencia de prensa en Palacio Nacional, el presidente señaló que ya se concretaron tres importantes reformas legales en el Congreso de la Unión.

Las cuales son: la Ley de Extinción de Dominio, para la expropiación de los bienes y recursos producto de la corrupción, la violencia y la delincuencia organizada; la modificación al artículo 19 para tipificar como delitos graves y sin derecho a fianza el fraude electoral, la corrupción y el robo de combustible, y la creación de la Guardia Nacional para combatir al hampa y garantizar la seguridad pública.

El primer mandatario enumeró las acciones ya realizadas, como son: el cierre de la Colonia Penal Federal Islas Marías, la apertura de los archivos secretos de la extinta Dirección Federal de Seguridad (DFS), así como la desaparición del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y del Estado Mayor Presidencial (EMP).

Aseguró que en su administración se tiene la firme convicción de que el Estado no sea utilizado para fabricar delitos.

También dijo que ha promovido el derecho a la información y al diálogo, por lo que impulsa el debate y la pluralidad democrática, puso como ejemplo la Comisión de la Verdad para el caso Ayotzinapa.

Andrés Manuel también indicó que ya está en marcha la Cuarta Transformación del país.

El Ejecutivo federal dijo que en estos primeros 100 días ya visitó las 32 entidades federativas y ha realizado encuentros informativos en 90 municipios, además de encabezar todos los días una reunión de seguridad pública entre las 6:00 y las 7:00 horas, para después ofrecer una conferencia matutina a medios de información de lunes a viernes.

El Ejecutivo federal llegó al Patio Central de Palacio Nacional acompañado de su esposa Beatriz Gutiérrez Müller.

A la conferencia asistieron Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); Porfiro Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados; Martí Batres Guadarrama, presisdente del Senado, y Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, quienes lo acompañaron el estrado.