México.- El instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) modificó al alza su manual de percepciones de sueldos y salarios, pese y contra la aprobación de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

De acuerdo a los cambios, el presidente del instituto, Julio Santaella, tendrá una percepción ordinaria bruta mensual sin impuestos de 217 mil 257 pesos, el doble del tope que AMLO busca que nadie gane más.

El Instituto señaló que se hizo con el único objetivo de mantener el poder adquisitivo de su personal, y la decisión fue aprobada por la Junta de Gobierno.

Esto ajuste se da ante la política de austeridad que planea aplicar la próxima administración, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, en el que se incluye la reducción de sueldos y salarios de funcionarios, para que nadie gane más de 108 mil pesos mensuales, sueldo del presidente electo.

El Inegi incluyó los tabuladores de percepciones brutas mensuales del personal de mando y enlace de carácter presupuestal permanente actualizados, además de la ayuda de despensa para personal de mando y enlace, y la prima por años efectivos de servicio prestado.

Presidente del INEGI se defiende

Al respecto, Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), argumentó que el incremento salarial a los miembros del organismo “está apegado al marco legal vigente”. La defensa se presenta después de la aprobación de la Ley Federal de Remuneraciones, la cual establece que los funcionarios públicos no pueden ganar más que el presidente de la República.

El titular detalló que los aumentos a las percepciones de sueldos son acordes a las estipulaciones del presupuesto de Egresos de la Federación de este año, como también cumplen con lo establecido en la Ley General de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

AMLO reitera que nadie ganará más que el presidente en su administración

Al respecto el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, advirtió que en su administración ningún funcionario público ganará más que el titular del Ejecutivo y si es así, podría haber sanciones.

Tras concluir una reunión con el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena, el presidente electo aclaró que se aprobó una ley para que ningún funcionario gane más que el presidente en la próxima administración.

«No va haber nadie que gane más que el presidente, porque ya está en una ley y el que incumpla la
ley pues va a ser sancionado. Sea quien sea, por encima de la ley nadie», reiteró.