México (Agencias).- La Procuraduría de Justicia capitalina archivó la investigación contra Adriana Pérez Romo, esposa del conductor de Televisa, Joaquín López Dóriga, esto, pese a la existencia de una disposición judicial que le impedía proponer y consumar un “carpetazo”.

Información del diario Reforma revela que la PGJ de la Ciudad de México, archivó la investigación de la denuncia penal interpuesta en agosto de 2015, por la empresaria María Asunción Aramburuzabala, por intento de extorsión por cinco millones de dólares en el proceso de construcción de un inmueble en Rubén Darío 225.

De acuerdo con los documentos judiciales y ministeriales, el pasado 2 de marzo la Procuraduría propuso el no ejercicio de la acción penal en la averiguación previa FMH/MH-5/T3/517/15-08, sin embargo, esta acción es violatoria de la resolución judicial que le impedía archivar el expediente.

La defensa de Aramburuzabala interpuso el pasado octubre un recurso de amparo para evitar que la PGJ cerrara el caso, por lo que el Juez Segundo de Distrito en Amparo Penal, José Díaz de León, el pasado 3 de junio determinó que la sola propuesta de archivar la denuncia era violatoria de la ley.

Ante esto, el 15 de junio la Procuraduría presentó una queja ante el Octavo Tribunal Colegiado Penal, para echar para atrás el resolutivo donde el juez le atribuye desacato.

Destaca que pese a que el juez, estableció que existió un desacato a la suspensión definitiva, no sancionó a la PGJ ni la denunció ante la PGR por admitir pruebas ofrecidas por la inmobiliaria Abilia, trámite que no derivó en interrogatorio de los condóminos de Rubén Darío 223, como lo solicitaba el amparo.

La dependencia a cargo de Rodolfo Ríos Garza ignoró los reclamos y la resolución judicial. El pasado 8 de julio la PGJ notificó a las partes que había determinado el no ejercicio de la acción penal contra Pérez Romo y archivó el expediente.

Ante esta decisión, la inmobiliaria Abilia, de la empresaria Aramburuzabala presentó nuevamente un amparo en el que pide se ordene citar a declarar a los testigos, entre los que se incluye a López Dóriga.