Ciudad de México (Agencias).- El presidente Enrique Peña Nieto promulgó hoy las tres leyes secundarias de la reforma educativa: la Ley General de Educación, la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, y la Ley del Servicio Profesional Docente.

Mientras que integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación se manifiestan en la sede de la SEP, el Presidente destacó en Los Pinos que, “pese a la fuerte presión”, el Congreso aprobó las leyes secundarias.

«Mi mayor reconocimiento a los diputados y los senadores por su firmeza y determinación en favor de educación de nuestros niños», dijo.

Peña Nieto aseguró que los profesores que sean evaluados mantendrán su plaza y que la evaluación atenderá la diversidad de circunstancias de las distintas regiones del país.

El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet, afirmó que por primera vez en México, la educación de calidad con equidad es una meta constitucional explícita.

Chuayffet dijo que con estas leyes, la educación estará en manos de aquellos que demuestren ser los mejores para enseñar.

Se pronunció a favor de la evaluación al señalar que «sólo a través de la evaluación podremos acentuar fortalezas y debilidades de nuestros docentes, educar no es hacer un examen, es todo un proceso».

El secretario de Educación dijo que al recuperar la rectoría y la función reguladora, el Estado asegurará y acelerará el cambio educativo.

El presidente nacional el PRD, Jesús Zambrano, dijo que «no habrá un solo despido por las evaluaciones» que contempla la reforma educativa. «Es falso que la Ley del Servicio Profesional Docente tenga fines punitivos o antilaborales», aseguró.

El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, dijo que su partido cree que el corazón de la reforma retoma una demanda histórica de elevar la calidad con una evaluación con consecuencias.

Y consideró que en el proceso nunca cedieron ante presiones y lanzó un reconocimiento a los maestros que están dando clases.