México (Agencias).- Este año los fenómenos ‘Ingrid’ y ‘Manuel’ han afectado a más de dos terceras partes del territorio nacional y dejado más de un millón de damnificados. Y sin embargo, en México únicamente 4.8% de las casas está asegurada.

Es por ello que un seguro de vivienda puede hacer la diferencia entre recuperar tu patrimonio o perderlo todo. Generalmente el seguro de hogar básico que ofrecen las aseguradoras cubre pérdidas ocasionadas por incendio o explosión tanto a la construcción como a sus contenidos hasta por el límite de la suma asegurada que se haya contratado.

La persona puede contratar una póliza contra riesgos hidrometeorológicos ocasionados por lluvias o huracanes, daños por terremotos o sismos, robo, artículos personales de difícil reposición como joyas, obras de arte, entre otras.

Un seguro que ampara daños a edificio y contenidos originados por incendio o explosión y fenómenos hidrometeorológicos para una casa de 1 millón 500,000 pesos puede costar alrededor de 5,000 pesos al año, según información de GNP.