México, D.F.- El secretario de Salud del gobierno del Distrito Federal (Sedesa), Armando Ahued Ortega, realizó un operativo de vigilancia sanitaria en el Mercado de San Juan como parte de la campaña “Ponte Trucha”, donde se levantaron muestreos de pescados y mariscos, con el propósito de garantizar el estado de conservación y prevenir riesgos a la salud por su consumo.

El titular de la Sedesa, señaló que a través de la Agencia de Protección de Riesgos Sanitarios y como parte de esta campaña, se han capacitado sobre buenas prácticas de higiene a 818 manejadores de pescados y mariscos en los 339 mercados y establecimientos dedicados a la preparación y venta de estos alimentos en la Ciudad de México.

Ahued Ortega hizo un llamado a la población a verificar el olor, textura y apariencia de los mariscos y pescados, en el caso de estos últimos, las escamas deben estar bien pegadas a la carne, las agallas de color rojas y los ojos saltones y brillantes.

Además, sugirió que inmediatamente después de realizar la compra de estos alimentos sean refrigerados para evitar su descomposición.

En su intervención José Jesús Trujillo Gutiérrez, director general de la Agencia de Protección de Riesgos Sanitarios, informó que se han realizado 540 acciones de muestreo en establecimientos dedicados a la venta y preparación de alimentos de mar, los cuales son llevados al laboratorio de Alimentos y Agua para su análisis en el Hospital de Especialidades “Belisario Domínguez”.

Destacó que en el caso de obtener un resultado negativo en alguno de los productos analizados, la Agencia de Protección Sanitaria a su cargo, tiene la facultad de aplicar sanciones que van desde emitir las recomendaciones para que se den solución a las observaciones; incautar y destruir los productos del establecimiento, o una sanción económica.

vmp