Ciudad de México.-La Cámara de Senadores recibió de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público los lineamientos económicos anticipados para 2015, año para el que se proyecta un crecimiento anual de alrededor de 4.7 por ciento, inflación de 3 por ciento y un déficit presupuestario del sector público de 1.0 por ciento del Producto Interno Bruto.

Los lineamientos económicos se publican en la Gaceta Parlamentaria del Senado, en cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 42, fracción I, de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, y en línea con el compromiso del Ejecutivo Federal de consolidar la estabilidad macreconómica, contar con finanzas públicas sanas y hacer un uso responsable del endeudamiento público.

El documento, dirigido al senador Raúl Cervantes Andrade, presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, estima que la demanda interna del país se seguirá fortaleciendo y comenzarán a observarse los efectos de las reformas estructurales aprobadas en 2013 en materia financiera, de telecomunicaciones, energética, social y fiscal.

La información contiene los principales objetivos para la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos para el ejercicio 2015; los escenarios sobre las principales variables macroecnómicas: crecimiento, inflación, tasas de interés y precio del petróleo; escenarios sobre el monto total del Presupuesto de Egresos y su déficit o superávit; y los principales programas prioritarios y sus montos.

Las estimaciones presentadas al Senado por la Secretaría de Hacienda señalan que, para el cierre de 2014, el Producto Interno Bruto registrará un crecimiento de 3.9 por ciento y que el precio promedio del petróleo será de 89 dólares por barril,  cuatro dólares más que lo estimado en el paquete económico para este año.

Pronostica que la demanda interna se irá fortaleciendo conforme avance el año y que se prevé una mayor aceleración para los próximos meses.

Para 2015, el Ejecutivo Federal estima que se acelerará el ritmo de expansión de las exportaciones, habrá mayor dinamismo de la demanda interna, una creación de empleos formales más vigorosa, así como un crecimiento de los salarios reales y de la inversión pública.

Se proyecta que la inflación se ubicará en un nivel consistente con el objetivo del 3 por ciento, con una variable de más/menos un punto porcentual estableció por el banco de México; que el déficit presupuestario, sin considerar la inversión física de Pemex, será de 1.0 por ciento del PIB -0.5 por ciento menor al calculado para este año-, para alcanzar el equilibrio en 2017.

Asimismo, la Secretaría de Hacienda establece que el promedio del precio de referencia para la mezcla mexicana de exportación será de 75 dólares por barril para 2015 y que el tipo de cambio para el dólar se ubicará en 13 pesos.

También se proyecta que en 2015 los ingresos presupuestarios serán mayores en 154.2 mil millones de pesos respecto al monto previsto para este año; mientras que el gasto neto aumentará en 68. 3 mil millones de pesos, sin considerar la inversión de Pemex.

ejb