México, D.F.- El afluente del Río Colorado en nuestro país revivió luego de décadas de sequía. El Sonoran Institute, de Tucson, Arizona, aseguró que desde 1960 el Río Colorado ha presentado problemas con la desembocadura de sus aguas hacia el Mar de Cortés.

Y debido a esa situación, indicó dicho institutio, el motivo por el cual el caudal del río de su delta tenga menos de un 10% de su tamaño original.

Luego del acuerdo hídrico entre Estados Unidos y México, desde el pasado 23 de marzo el gobierno norteamericano comenzó a verter 123 millones de metros cúbicos de agua de la presa Morelos, ubicada en Yuma, Arizona y nuevamente, el Río Colorado ha llegado hasta el Mar de Cortés, lo que representa un éxito para los planes de conservación de esta cuenca hídrica.

vmp