Oaxaca.— Tras quedar atrapadas en una red de pesca de altura, al menos 350 tortugas golfinas murieron en las costas de Oaxaca, sin que hasta el momento autoridades hallan identificado a la embarcación responsable de este desastre ecológico.

El hallazgo de los ejemplares de esta especie en peligro de extinción, ocurrió la mañana de ayer, a tres millas frente a la Barra de Santa María Colotepec, municipio de la región de la Costa de Oaxaca.

Pescadores y autoridades locales de San Pedro Mixtepec, junto con personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), laboraron durante ocho horas —a bordo de más de 10 lanchas— para recuperar los cuerpos de las tortugas y enterrarlos en la playa de esta zona del estado.

Para el arrastre a tierra de las tortugas fue necesario fragmentar el trasmallo en cinco partes, trabajo que fue vigilado por personal de la Policía Federal (PF) y de la Secretaría de Marina (Semar).

Los quelonios se encontraban en estado de descomposición y, de acuerdo con los inspectores de la Profepa, tendrían unos 15 días de haber muerto en altamar, pero por la corriente marina fueron arrastrados hasta el área del hallazgo.

Tras la muerte de estas especies, la Profepa inició una investigación para identificar a los responsables, debido a que hasta el momento no han determinado la procedencia del trasmallo ni confirmado si es propiedad de algún barco atunero de origen extranjero, como se informó de forma preliminar.

La Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso) del gobierno de Oaxaca informó que colabora en la investigación, junto con la Profepa y la Red de Varamientos, para conocer las causas de estos hechos y sancionar a los responsables.

En julio comenzó en Oaxaca la temporada de anidación 2018-2019 de las tortugas golfinas, que arriban masivamente a su santuario en las playas de Morro Ayuta y La Escobilla, en las costas de Oaxaca, por lo cual en esta época incrementa la presencia de la especie.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), en la temporada 2017-2018 llegaron alrededor de 2 millones de ejemplares en cada una de las playas de Oaxaca.

Galería