México, 19 Jun (Notimex).- Si se requiere que los beneficios de la tecnología estén al alcance de los mexicanos, es necesaria la existencia de reglas claras que den certidumbre y condiciones para la inversión y que garanticen la libre competencia, aseguró el presidente del Ifetel, Gabriel Contreras.

En el marco de la XXXV Convención Nacional Anual de la Canieti, el funcionario dijo que la banda ancha al igual que la telefonía móvil han sido dos de los principales impulsores del crecimiento en el mercado de las telecomunicaciones.

“Sin embargo, para que esta tendencia continúe y los beneficios que ofrecen las nuevas tecnologías en el mundo se encuentren al alcance de todos se requiere de reglas claras que den certidumbre y condiciones para la inversión y que garanticen la libre competencia”.

Dijo que se estima que en los países miembros de la OCDE una familia con dos adolescentes destina en promedio 10 dispositivos conectados a internet, lo cual se espera aumente a 50 equipos en una década.

Gabriel Contreras enfatizó que la reforma constitucional establece un marco moderno y atractivo para la inversión y prevé expresamente el deber del Estado de establecer condiciones de competencia efectiva en la prestación de servicios de radiodifusión y telecomunicaciones.

“Durante los primeros meses de su existencia, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) implementa los procesos regulatorios necesarios para reducir las barreras de entrada, fomentar la competencia y atraer la inversión”, añadió.

Por su parte, la coordinadora de Estrategia Digital Nacional de la Oficina de la Presidencia, Alejandra Lagunes señaló que las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs) son de toda la sociedad, no de un gobierno.

“En términos de gobernanza de internet, México está convencido de que lo que hoy funciona necesita ser fortalecido y mejorado. Internet ha sido gobernado por un modelo que incluye gobiernos, academia, sociedad civil, organizaciones técnicas que han definido los principios de gobernanza, no podemos reducir el sano debate que se ha dado en este ambiente a un debate solo de gobiernos”.

Por ello, dijo, es necesario construir un gobierno del siglo XXI y las tecnologías son fundamentales para el objetivo de fortalecer la confianza, la entrega eficiente de servicios, la lucha contra la corrupción, la transparencia y la interoperabilidad y cooperación entre los niveles de gobierno y detonar el emprendedurismo.