La Paz, Baja California Sur.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) concluyó con éxito el rescate de un delfín que se encontraba cerca de la playa conocida como El Tecolote, municipio de La Paz, Baja California Sur; y atendió el deceso de un segundo ejemplar en el ayuntamiento de Mulegé.

En una primera acción y en atención a una denuncia que alertaba sobre el presunto varamiento de un delfín en la Playa El Tecolote, inspectores de la Delegación Federal de la PROFEPA en el estado acudieron al sitio donde detectaron al mamífero, de aproximadamente 1.20 metros de longitud, nadando muy cerca de las rocas.

Acto seguido, personal de esta dependencia procedió a brindarle auxilio, con la colaboración de una embarcación menor propiedad de una empresa privada; el cetáceo fue guiado hacia aguas profundas en un tiempo aproximado de 20 minutos.

Una vez realizadas las maniobras, se observó que el ejemplar de delfín de Risso (Grampus griseus) nadó sin mayor problema en dirección a la isla Espíritu Santo, gracias también a la oportuna intervención de turistas extranjeros que custodiaron al mamífero para evitar su varamiento.

Cabe señalar que el delfín de Risso se encuentra listado en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, bajo la categoría de Protección Especial (Pr).

En una segunda acción, inspectores de la PROFEPA atendieron un aviso de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), sobre la presencia de un presunto elefante marino muerto, por lo que realizaron un recorrido en la zona conocida como Playas Negras, en el poblado de Santa Rosalía, municipio de Mulegé.

Al llegar al sitio y después de analizar al ejemplar, se determinó que se trataba de un delfín en avanzado estado de descomposición, situación que dificultó identificar la especie y las posibles causas de su deceso. Por las condiciones en las que se encontraba y el olor fétido que despedía, se tomó la decisión de enterrarlo.

Finalmente, el personal de esta Procuraduría en el estado de Guerrero atendió la denuncia sobre el varamiento de un mamífero marino en Playa Boca Chica, municipio de Técpan de Galeana.

En el lugar fue encontrada una ballena muerta que medía aproximadamente 15 metros de longitud, con un peso de 18 toneladas. El cetáceo mostraba un alto grado de descomposición; sin embargo debido al alto oleaje no fue necesario tomar medidas toda vez que la osamenta fue arrastrada por el mar.

vmp