México.- El empresario Carlos Slim respaldó los proyectos que impulsa el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, incluso dijo que es “intrascendente” si se registra o no crecimiento económico pues éste se verá cuando la inversión pública arranque.

Durante la conferencia matutina del presidente, Slim Helú destacó que la inversión que hará el gobierno en proyectos como la refinería y el Tren Maya generará actividad económica y empleo.

“Lo que nos está faltando es hacer la inversión masiva que es la que genera actividad económica y empleo. Eso es lo que como señala el presidente, se está trabajando, en el momento en que se eche a andar ese programa de inversión muy importante, las cosas serán muy diferentes”, aseguró el empresario más rico de México y listado como el quinto del mundo.

La economía de México creció 0.1% en el segundo trimestre del año, con lo que libró la recesión, según datos del Inegi. Sin embargo, Slim dijo que “hay grandes posibilidades de crecimiento” y no importa si éste es de cero ó -2%, pues lo importante es que el gobierno está listo para invertir y generar oferta y demanda.

“Estoy convencido de que vamos a crecer bien, y pronto, no este año, probablemente este año, no se si crezcamos o no crezcamos, es intrascendente, lo relevante es que hay un potencial y grandes posibilidades de crecimiento como se ha planteado a través de estas grandes inversiones y que los proyectos ahí están y los recursos ahí están”, aseguró.

Slim expuso que hay confianza de los empresarios para invertir en México. Destacó que en estos momentos México es un “paraíso” para la inversión, pues los empresarios pueden acceder a mejores tasas de interés que en otro lugares como Estados Unidos o Europa donde es negativa.

Sobre la retomar la construcción del aeropuerto de Texcoco – en el que era inversionista- y abandonar el proyecto de Santa Lucía, el empresario señaló: “Eso ya lo dirá el futuro, no sé, pero es uno de mil 600 proyectos (de infraestructura del gobierno)”.

Acuerdo sobre gasoductos, ahorro de 4,500 mdd: AMLO

Después de semanas de intensas de negociaciones, anoche el gobierno federal alcanzó un acuerdo con tres de las cuatro empresas constructoras de gasoductos para el suministro de combustible a las plantas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que va a significar un ahorro para la hacienda pública de unos 4 mil 500 millones de dólares, anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia diaria, el mandatario destacó la participación en las negociaciones de Carlos Slim, propietario de una de las compañías involucradas, así como la intermediación de los dirigentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar y del Consejo Mexicano de Negocios, Antonio Del Valle.

“Con este acuerdo, como un asunto adicional, pero muy importante, se garantiza el abasto de gas –por más de 20 años– para la industria eléctrica, para que no tengamos apagones en muchos años y para el fomento de la industria nacional. Vamos a tener gas suficiente en México”, dijo el presidente.

El acuerdo se alcanzó con Grupo Carso, de Slim; IEnova (de Tania Ortiz Mena) y TC Energía (Carlos Borunda Zaragoza). Queda pendiente la negociación con Fermaca (Fernando Calvillo Álvarez y Manuel Calvillo Álvarez, presidente y director general, respectivamente), que se hará «con paciencia», señaló López Obrador.

Bajo los nuevos términos, cambia la forma de pago a las empresas de una tarifa creciente a otra fija y nivelada a través del tiempo y se prevén «acuerdos equilibrados sobre casos fortuitos y de fuerza mayor», en los que hay un expreso desistimiento al uso de cualquier acción legal, informó el director de la CFE, Manuel Bartlett.

Empresas ceden utilidades

«Hay una aportación de las empresas en cuanto a sus utilidades, sin duda, una disminución de manera general de más de 30 por ciento. Para nosotros fue un buen acuerdo”, agregó el mandatario.

Dijo que con este acuerdo la CFE compra el gas y el particular pone el servicio y el transporte; el tubo le queda a la empresa, por lo que baja la tarifa.

López Obrador también rechazó la posibilidad de expropiar. “Nosotros no vamos a expropiar ninguna buen privado».

“Al obtener buenos precios en el transporte del gas, podemos mantener el compromiso de no aumentar en términos reales el precio de la energía eléctrica a las consumidores”, señaló el presidente.

El acuerdo «fue posible por la voluntad, la disposición al diálogo de los empresarios, porque legalmente ya se habían firmado los contratos. Ya se habían acordado condiciones que nosotros consideramos dañinas para la hacienda publica», dijo López Obrador.

Destacó que fue muy importante que Grupo Carso desde el inicio haya aceptado participar en la negociación, por lo que hizo un reconocimiento a Carlos Slim, quien fue el primero en llegar al acuerdo con la CFE.

“Esto marcó la pauta para lograr los acuerdos posteriores. Pero así actuaron todas las demás empresas, con mucha responsabilidad”. Explicó que con este acuerdo se retiran quejas y denuncias. “Se llega a un acuerdo sin arbitraje internacional”.

Galería