México, D.F.- La Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) en cumplimiento con los compromisos adquiridos a nivel nacional e internacional, ha realizado el primer estudio a nivel país que integra los indicadores de la degradación de las tierras y la desertificación conforme a los estándares aceptados tanto a nivel nacional como internacional conocido como Línea Base.

Lo anterior debido al hecho de que la erosión de suelos, la sequía, la aridez y la desertificación, han sido problemas de la humanidad, los cuales también han afectado el territorio mexicano.
Los resultados se dan a conocer en el Marco del Día Internacional de la Lucha contra la Desertificación (próximo 17 de junio) ya que este fenómeno es resultado de actividades humanas debido a un uso no sustentable de la tierra que comienza con la eliminación de la vegetación, sigue el sobrepastoreo, variaciones climáticas como las lluvias intensas erosivas y las sequías prolongadas, que ocasionan que los recursos de las tierras se degraden y la vuelvan improductiva y por tanto también dejan de ser habitables.

El gobierno Federal a través de este estudio tiene las bases para dirigir las políticas públicas y sus programas a fin de disminuir la desertificación en México.

En el estudio se comprobó que se han presentado sequías de forma recurrente, pero al haber mayor presión sobre los recursos naturales y con la consecuente disminución o pérdida del potencial productivo, las tierras son más frágiles y su incidencia genera consecuencias negativas en varias regiones del país.

Otros datos importantes del estudio son que el 56.2 por ciento de la población mexicana se distribuye en las tierras con algún grado de desertificación, lo cual en 2010 representó 63 millones 128 mil habitantes. La mayor proporción de la población en tierras desertificadas se encuentra en un nivel severo con el 37.4 por ciento, 6.7 por ciento viven en lugares con desertificación extrema, mientras que el 12 por ciento habita en lugares con desertificación de leve a moderada.

Los estados con mayor proporción de población que vive en zonas con Desertificación extrema son Baja California, Sonora y Distrito Federal; mientras que las entidades con desertificación severa son : Aguascalientes, Guanajuato, Tlaxcala, Querétaro y Baja California Sur.

Los objetivos 2014 son incrementar la atención que se presta para la tierra y el suelo dentro del Cambio Climático, movilizar el apoyo para el manejo sustentable de la tierra y convocar para la inclusión de la tierra y el suelo y su importancia alimentaria en políticas nacionales de adaptación para el Cambio Climático.

vmp