México, DF (Agencias).- El anuncio de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos —reducir sus compras mensuales de bonos—, sigue desatando un oleaje en los mercados financieros internacionales y México no fue la excepción:

El peso terminó hoy con una devaluación de 3.3%; la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró la jornada con una baja de 3.91%; mientras que en el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF) se encendieron los focos amarillos.

De entrada, en el Consejo integrado por las autoridades de la Secretaria de Hacienda (SHCP), el Banco de México (Banxico), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (CONSAR) y el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), soltó:

“Las recientes declaraciones en el sentido de que la Fed podría comenzar a reducir su ritmo de compras de activos financieros hacia fines de este año, aunado a la publicación de diversos indicadores que apuntan a que continuará la mejoría en la economía de los Estados Unidos han propiciado ajustes de portafolio a nivel internacional que han afectado a los mercados financieros de las economías emergentes, incluyendo a México.”

Mediante un comunicado, con motivo de su décima segunda sesión ordinaria, el CESF agregó que lo anterior ha sucedido al tiempo que los bancos centrales de otras economías avanzadas, como la zona del euro y Japón, han incrementado sus estímulos monetarios.

Eso sí, el Consejo aclaró que si bien no se ha podido evitar que la mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales se refleje en nuestro país, los sólidos fundamentos de la economía mexicana han permitido que los mercados financieros nacionales se ajusten de manera ordenada.