México (Agencias).- Joaquín El Chapo Guzmán Loera escapó sin que nadie lo detectara y huyó por un túnel que se construyó a lo largo de más de mil 500 metros y que conectó desde la zona de regadera que está dentro de la celda hasta una casa en construcción que se localiza en el poblado vecino al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1, Altiplano.

Ante la evasión, las autoridades federales detuvieron a 18 custodios que estaban de servicio en todo el centro penitenciario y los trasladaron a las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), para ser investigados.

El titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Monte Alejandro Rubido García, ofreció un mensaje a medios, en el cual estuvo el general Martín Terrones, director de comunicación social de la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena) y por el almirante Benjamín Mar Bermar, director de comunicación social de la Secretaria de Marina.

De acuerdo con lo dicho por Rubido García, el líder del cártel de Sinaloa escapó del penal de máxima seguridad por un túnel que inició con un hueco de 50 por 50 centímetros que estaba en la zona de regadera de su celda.

La cavidad se extendió metro y medio de profundidad y conectó con un conducto vertical de 10 metros de longitud en el cual contó con una escalera y esta quedad lo condujo a un túnel con dimensiones de 1.70 metros de altura y entre 70 y 80 centímetros de ancho, con una longitud que en línea recta representa más de mil 500 metros.

En seis minutos, Monte Alejnadro Rubido narró lo que hasta ahora las autoridades conocen de la fuga Guzmán Loera, quien hasta el 2014 era considerado el criminal número uno para el gobierno de Estados Unidos.

El funcionario,señaló “el día de ayer en el Cefereso número 1, se registró la fuga de Joaquín Guzmán Loera , quien estaba ubicado en el área de tratamientos especiales, pasillo número 2, en la estancia 20.

Hasta ese momento, la jornada había transcurrido de manera normal, e incluso, cerca de las 20:00 horas se le había suministrado su dosis diaria de medicamento.

“Tras notar su ausencia mediante el sistema de video vigilancia del penal, se activó la alerta por la evasión, por lo que el personal del centro hizo una revisión en la celda y ella encontró una boca de túnel”, dijo Rubido.

Tras narrar que el narcotraficante recorrió el túnel de más de kilómetro y medio de extensión, y que la cavidad cuenta con instalación de tubo de PVC, “presumiblemente para ventilación y alumbrado; así como una motocicleta adaptada sobre rieles como mecanismo de tracción mediante el cual probablemente fue extraída la tierra producto de la excavación y transportadas las herramientas y maquinaria utilizadas para la perforación».

“A lo largo del túnel se encontraron instrumentos de construcción, tanques de oxígeno, recientes con combustible, madera de cimbra y PVC entre otros objetos».

“El pasaje desemboca en un inmueble que se encuentra en obra negra, ubicado al suroeste del centro federal en la colonia santa Juanita, en ese lugar se halló mobiliario, enseres y otros objetos que indican que había presencia de trabajadores o de veladores».

“Según marcan los protocolos de seguridad de las instalaciones penitenciarias, la alerta roja se emitió en cuanto el personal se percató de la ausencia de Guzmán Loera, de inmediato se aseguró a la población interna y se suspendió la entrada y salida de personas».

“De manera paralela se reforzó la seguridad perimetral y se dio la orden de establecer puntos de revisión en las principales vías de acceso a los asentamientos, a los municipios y estados vecinos».

También se aplicaron revisiones a los vehículos que circulaban por la zona y se suspendieron operaciones aéreas no revisadas en el aeropuerto de Toluca. “Es importante destacar que también se desplegó equipo técnico de vigilancia aérea. Cabe resaltar que todas estas acciones se llevaron a cabo de manera coordinada entre las instituciones que integran el Gabinete de Seguridad».

“En mi carácter de comisionado nacional de seguridad me trasladé acompañado del titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), Felipe de Jesús Muñoz, a fin de que la Procuraduría general de la República (PGR), tomara el control para iniciar las investigaciones correspondientes, por lo que el personal que estaba en funciones no podrá abandonar el penal y el turno que lo relevaría no tendrá acceso al mismo.

“En este momento, 18 elementos de diversas áreas del penal están siendo trasladados a la ciudad de México para ser interrogados en las instalaciones de Seido”, dijo Monte Alejandro Rubido García.