México, 19 Jun. (Notimex).- El gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, negó que la reforma energética vaya a causar inflación pues, al contrario, ayudará a que presiones inflacionarias que hoy existen ya no estén presentes en el futuro.

En entrevista en la Cámara de Diputados tras una reunión con representantes de las comisiones unidas sobre el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, refirió que entre las presiones se encuentran los precios de las gasolinas, que se han ajustado a un ritmo anual mayor a 10 por ciento.

Destacó que se buscará que los precios de los combustibles, cuando menos en los próximos años, se establezcan conforme a la inflación esperada, lo que por sí mismo hará que se reduzca la tasa del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Consideró además posible que el Banxico modifique otra vez su pronóstico de crecimiento para este año, pues la desaceleración que se percibió en el primer trimestre “fue más profunda” de lo anticipado.

Aclaró que antes de cualquier modificación, el instituto central quiere tener más información sobre la actividad económica.

ejb