México.- Los senadores de Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadillo y Samuel García, acudieron este miércoles a la Fiscalía General de la República a interponer una denuncia en contra del líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, por enriquecimiento ilícito y otros 10 delitos.

De esta forma, explicó García, se incluyeron los delitos de robo de combustible, secuestro, venta de plazas, desvío de recursos, delincuencia organizada, operación con recursos ilícitos, así como evasión y defraudación fiscal.

Los senadores pidieron al fiscal Alejandro Gertz Manero que integre una carpeta, sea vinculado a proceso y se le aplique la prisión preventiva a quien llamaron ‘el padrino del huachicol’.

García recordó que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no había ninguna denuncia contra el líder sindical por lo que investigaron y encontraron cuatro denuncias que datan de 2004, 2006, 2008 y 2014 y una nueva del 2018 del mismo sindicato.

«No hay estrategia que pueda revivir a Pemex, como él la plantea, si no se mete a la cárcel a este señor y se regresa todo lo que se desvió» y agregó que ‘queremos ver si va actuar o no, pues denuncias hay».

“Ahora está obligado a investigar, y aunque Andrés Manuel López Obrador diga perdón y olvido, los senadores de Movimiento Ciudadano no vamos a perdonar ni olvidar a nadie, sobre todo los grandes como Carlos Romero Deschamps”, agregó .

García también acusó que el líder sindical tiene a nueve familiares directos trabajando en Pemex, alguno de ellos, incluso, cobrando un doble sueldo.

En tanto, Delgadillo calificó al Romero Deschamps como “el mayor símbolo y emblema de la corrupción e impunidad e Pemex” quien ha sido “cómplice de delitos vergonzosos como el Pemexgate”.

Hace unos días, una juez federal ordenó a Petróleos Mexicanos (Pemex) frenar indefinidamente la entrega de información solicitada por un particular, vía Ley de Transparencia, sobre los convenios que firmó con el STPRM.

Blanca Lobo Domínguez, juez decimosegundo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, concedió la suspensión definitiva al STPRM.

El 15 de enero, el STPRM promovió el juicio de amparo 42/2019 luego de que se enteró que distintos funcionarios de Pemex iban a entregar información a un particular relacionada con los convenios que firmaron desde 2013.

Según el STPRM, la entrega de la información generaría “daños y perjuicios definitivamente irreparables” y consideró que con ello también se podría violar el derecho de defensa a través del juicio de amparo.

La juez aceptó como válido el argumento del STPRM y decidió conceder la suspensión definitiva solicitada.