México, DF. (Agencias).- Al encabezar la firma de las bases de colaboración entre las fuerzas armadas y la Secretaría de Salud para reforzar los programas contra las adicciones en el país, el presidente, Enrique Peña Nieto, sostuvo que se trata de hacer un frente común en contra de una de las enfermedades que flagelan a la sociedad, desintegran a las familias y destruyen el tejido social.

En las instalaciones de la Secretaría de Marina, el presidente subrayó la importancia de este esquema de colaboración mediante los cuales las secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina estrecharán su coordinación con la de Salud y el Consejo Nacional contra las Adicciones para enfrentar este fenómeno que afecta a la sociedad.

En este marco, Peña Nieto aludió a la información que la víspera dio a conocer el Inegi en el que reveló la reducción del número de homicidios en el país, lo que refleja, dijo, los efectos de las políticas instrumentadas por su gobierno para alcanzar un mejor país.

Según los datos del Inegi, dijo el presidente, el índice de homicidios fue de 16.1 por cada cien mil habitantes, cuando al inicio del sexenio, en 2012, fue de 22, lo que significa una reducción del 26 por ciento.

De acuerdo con las estimaciones oficiales el consumo de drogas sigue al alza, donde las edades de inicio en el consumo se ubican de la siguiente manera: 13 años para consumo de tabaco; 10 en el consumo de alcohol y en otras drogas es de 13 años.

Asimismo las encuestas escolares refieren que 17.2 por ciento de los estudiantes de secundaria y bachillerato ha consumido algún tipo de droga ilegal alguna vez en su vida; en tanto que en los hogares el 1.8 por ciento de toda la población entre los 12 y 65 años ha probado alguna droga en el último año.

Respecto al alcohol, siete de cada diez mexicanos, es decir, el 71 por ciento, ha consumido alcohol alguna vez en su vida.

Por su parte el mandatario señaló que a partir de este acuerdo, las fuerzas armadas no solamente mantendrán su participación en el combate al crimen organizado, sino también colaborarán en las políticas gubernamentales para inhibir el consumo de drogas. Señaló que se trata de una visión integral en donde sí bien se busca combatir el tráfico de drogas, se hace énfasis en las labores preventivas para votar el efecto social entre los jóvenes y sus familias.

En tanto, la secretaria de Salud, Mercedes Juan sostuvo que de acuerdo a la más reciente encuesta sobre adicciones, el 17.2 por ciento de los jóvenes ha consumido en algún momento alguna droga, en tanto que a nivel mundial, se estima que el año pasado, 246 millones de personas consumieron alguna, de ahí la necesidad de reforzar los programas preventivos en esta materia.

Destacó que con la participación de las fuerzas armadas, los programas gubernamentales para combatir la adicción a drogas se verá fortalecido en los próximos años. Mencionó que entre otras medidas, se han decomisado más de 58 millones de cajetillas de cigarros ilegales y más de un millón de litros de alcohol adulterado, como parte para combatir su consumo. En ambos casos, dijo se trata de decomisos que representan el máximo histórico.

Peña Nieto aseguró que el problema del consumo y tráfico de drogas es a nivel mundial, de ahí que las Naciones Unidas impulsen para el 2016 un debate mundial sobre las pláticas internacionales que deben aplicarse para enfrentar este fenómeno. Dijo que México asume una postura de un debate abierto e incluyente sobre el rumbo que debe tomar la política mundial frente a las drogas.

Por su parte, el almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, secretario de Marina, afirmó durante la puesta en marcha del programa que los miembros de las fuerzas armadas combatirán a quienes atenten contra los niños y jóvenes mexicanos, ym para ellom el trabajo de las fuerzas armadas y de las instituciones civiles contribuirá a las mejores causas de los mexicanos.

Refirió que marinos y soldados se sumarán acciones concretas a favor de la juventud y de la niñez, a través de “una estrategia integral que nos permita establecer un programa central contra las adicciones”.

Durante el acto encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, el titular de la Secretaría de Marina resaltó que hoy se firman “las bases de colaboración para enfrentar el desafío que representan las adicciones en el país”, y que las acciones que se pongan en marcha serán respaldadas por los integrantes de las fuerzas fuerzas armadas.

Marinos y soldados participarán en el fortalecimiento, tratamiento y prevención de las adicciones, “estas acciones son las que nos permiten tener vínculos de hermandad con nuestros conciudadanos”, dijo Soberón Sanz.

En tanto, Manuel Mondragón y Kalb, titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic) señaló que este programa contra las adicciones se ha desarrollado desde hace cuatro meses y se emprendió “la colaboración tendiente a promover la vida saludable, la prevención y atención terapéutica de las adicciones.

“Nosotros desearíamos que no hubiera adictos, que no hubiera personas enfermas, que no llegaran a los jóvenes las drogas que degradan, destruyen y hacen del porvenir de muchos la negación del futuro, pero ante la imposibilidad del hecho, volcamos imaginación, esfuerzo y tecnología para su acotamiento y solución”.

Mondragón y Kalb señaló que que las políticas impulsadas por el presidente Peña Nieto harán un país mejor para los mexicanos, “bajo las directrices de su administración, establecimos una clara política de su gobierno en materia de prevención de adicciones para abordar en términos eficientes, y sin pausa alguna, el logro de resultados; tareas y esfuerzos que incorporan a los tres niveles de gobierno y a la sociedad”.