Cuernavaca, Morelos (Agencias).- Organizaciones promigrantes en Estados Unidos dieron a conocer una carta enviada por Édgar Tamayo el pasado 16 de enero, en la que anticipa que de llevarse a acabo la sentencia impuesta por el estado de Texas, no quiere que su cuerpo sea trasladado por el gobierno mexicano.

Tras revelar en una carta de seis cuartillas su estado de ánimo a unos días de su ejecución, los integrantes de esta organización confirmaron que, desde el punto de vista de Édgar Tamayo, el gobierno mexicano fue débil en su actuación y no hizo lo necesario para impedir que se aplicara una sentencia injusta.

“Quiero darte mi mensaje, que si me ejecutan, que por favor le digas a todos los paisanos, mi México entero, que me disculpen por haberles fallado y llegado encajonado, y ojalá que lo mío sirva como ejemplo para otras personas”. Y agrega: “la cárcel no come, pero sí mata a nuestros seres queridos. Y siempre vamos a ser las víctimas de nuestra propia pobreza y de nuestro color”, menciona Édgar Tamayo de manera póstuma.

En las próximas horas, familiares y amigos de Édgar Tamayo preparan en Cuernavaca una última manifestación para este miércoles 21 de enero en Cuernavaca.