Piedras Negras, Coahuila.- Poco antes de las 22:00 horas de ayer, Fernando Purón, candidato del PRI a diputado federal por el Distrito 1, fue asesinado de un tiro en la cabeza tras participar en un debate en el Auditorio de la Facultad de Contaduría de la UAdeC en la ciudad, a menos de una cuadra de la Delegación de la PGR y la Presidencia Municipal.

Un video publicado en redes sociales captó el momento en que el exalcalde fue atacado por un hombre con gorra y barba, que previamente lo acechó a escasos metros justo en la entrada de las instalaciones de la universidad.

En el sitio se encontraba su esposa, Cynthia Villarreal, y parte de su equipo de campaña. Testigos afirmaron que, ante la demora de una ambulancia, policías lo trasladaron a bordo de una patrulla a un hospital privado; sin embargo, habría muerto en el trayecto –oficialmente, a las 21:57 horas–.

Por la dimensión del hecho, el gobernador Miguel Riquelme se trasladó hasta el nosocomio donde yacía el cuerpo de Purón. Allí, improvisó una rueda de prensa donde no descartó que el crimen organizado esté detrás del atentado.

“Fernando Purón fue un alcalde que combatió la inseguridad (…) el crimen organizado siempre está al acecho para querer seguir trabajando y delinquiendo en Coahuila. No lo vamos a permitir, eso es un hecho, vamos a trabajar de manera coordinada con el Ejército y las fuerzas federales”, enfatizó el mandatario.

Sobre la investigación, apuntó que “lo único que se sabe del atentado es que, al huir (el asesino), alguien lo quiso perseguir e hizo una detonación más, no tenemos conocimiento de otra persona herida”, descartando así una versión que trascendió sobre que el autor habría sido detenido.

Militares y elementos de Fuerza Coahuila montaron un fuerte operativo en la ciudad; habitantes de Piedras Negras reportaron una intensa movilización en diversos puntos. Hasta anoche, al menos 20 personas habrían declarado ante el Ministerio Público.

Apenas el 31 de mayo, un candidato a regidor en el sureño estado de Guerrero fue asesinado a balazos, lo que elevó a 103 el número de políticos muertos de manera violenta durante el actual proceso electoral en México.

Desconocidos ejecutan a Rodrigo Salado, candidato a regidor de San Marcos, Guerrero

El gobierno de la entidad confirmó que Rodrigo Salado, aspirante del oficialista PRI a tercer regidor del municipio San Marcos, fue asesinado en Acapulco.

Salado viajaba en una camioneta cuando otro vehículo se le emparejó y desde ahí dispararon en su contra, indicó la Fiscalía del estado de Guerrero.

La institución abrió una investigación por el homicidio y desplegó un operativo para localizar a los presuntos responsables.

Este asesinato se suma al candidato a diputado en Coyuca de Catalán, Guerrero, ocurrido el 8 de mayo pasado a manos de desconocidos.

Según el Informe de Violencia Política en México 2018 de la consultora Etellekt, desde el inicio del proceso electoral en septiembre pasado ha habido 177 agresiones contra políticos en todo el país, entre ellos los 103 asesinatos.