Tlahuelilpan, Hidalgo.- La explosión del ducto Tuxpan-Tula por una toma clandestina, en la comunidad de San Primitivo, municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, ha dejado hasta la noche de este domingo un saldo de 89 personas fallecidas y 51 hospitalizados, según dijo el secretario de Salud federal, Jorge Alcocer.

De esa cifra, 23 continúan internados en Hospitales de Hidalgo y el resto en la Ciudad y el Estado de México, informaron autoridades en conferencia de prensa este lunes. Un menor herido ya fue trasladado a Estados Unidos al Hospital de Galveston en Texas, se trata de un adolescente de 15 años de edad; mientras otros dos menores de 18 años serán trasladados a hospitales de ese país en las próximas horas.

Ayer domingo se informó que existen 68 restos humanos entre los que solo se han identificado a nueve personas y de ellos, siete ya fueron entregados a sus familiares.

Además, 65 familias interpusieron denuncias por desaparición, pues argumentan que sus familiares no aparecen y estaban en el lugar de la explosión, dijo el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, que confirmó que por esos casos ya se iniciaron carpetas de investigación.

En un comunicado, Petróleos Mexicanos (Pemex) aseguró que la explosión ocurrió luego de la manipulación de la toma clandestina para robo de combustible. En tanto, la Fiscalía General de la República inició ya una carpeta de carpeta de investigación por los hechos.

Al respecto, el fiscal Alejandro Gertz ha sostenido que el ducto que explotó contenía gasolina de gran octanaje, por lo que el movimiento de las personas en la zona, así como el uso de ropa de materiales sintéticos pudo haber provocado la explosión, sin embargo insistió en que es solo una de las hipótesis.

El fiscal explicó que también buscarán aplicar la ley de extinción de dominio en los terrenos involucrados en el robo de hidrocarburos.

Gertz Manero expuso que desde este lunes, la Fiscalía dará a conocer teléfonos y puntos específicos, para que la población pueda denunciar el robo de combustible y evitar que hechos similares vuelvan a suceder.

Insistió en que la hipótesis dada a conocer este sábado “de ninguna manera” se está tomando como resultado final de la investigación, pues se están acopiando videos publicados de manera previa a la explosión a la carpeta de investigación.

Sobre la situación de las personas heridas que recolectaban combustible en la zona, aclaró: “No vamos victimizar a las comunidades”, y aseguró que solo perseguirán a los responsables de perforar el ducto que causó la explosión.