México (Agencias).- El ex gobernador Andrés Granier fue trasladado en punto de las 22:46 horas de la subdelegación de la Procuraduría General de la República (PGR) al Juzgado Cuarto de Distrito del Reclusorio Oriente, en la Ciudad de México, en calidad de detenido y abordo de una camioneta Suburban color plata de la Policía Federal Ministerial con placas 846- XFM.

Granier Melo deberá comparecer en la rejilla de prácticas ante la Juez Cuarto de Procedimientos Penales Federales, Taissia Cruz Parcero, quien le tomará la declaración preparatoria al ex gobernador y en un plazo de 72 horas le dictará auto de formal prisión por los delitos de lavado de dinero y defraudación fiscal, o de libertad en su caso.

Lo anterior, luego de que el juez Cuarto de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales, con sede en Villahermosa, Tabasco, Victorino Hernández Infante, giró dos órdenes de aprehensión contra Granier Melo el pasado sábado, las cuales fueron notificadas ayer al ex gobernador.

El despacho legal del abogado Eduardo Luengo Creel, que encabeza la defensa de Granier, confirmó en un comunicado que su cliente exigió un proceso penal justo y reiteró su declaración de inocencia.

La Procuraduría General de la República (PGR) trasladó esta tarde a Andrés Granier Melo del Hospital Ángeles a su subdelegación en la zona de Camarones, que es parte de su sede Metropolitana, para una revisión médica.

Su defensa confirmó que el Hospital Ángeles dio el alta médica al ex mandatario de Tabasco a petición de la PGR quien se responsabiliza por su salud.

Señalaron que Granier era llevado de terapia intensiva a terapia media, cuando la autoridad federal intervino para solicitar su salida.

Al hospital llegaron cerca de las 18:30 horas, camionetas de la Policía Federal Ministerial. Tras su alta, fue llevado en silla de ruedas hasta el sótano del nosocomio.

El médico dio a las autoridades federales cinco recomendaciones para Granier, entre ellos reposo absoluto, tomar medicamentos y mantenerlo en observación.