(Agencias)

México, D.F.- Un like desde tu computadora, la información personal y fotografías que manejas en las redes sociales o la gente con la que contactas sin conocer pueden llevarte a quedar atrapada en una red de trata de personas o pornografía. Ésta es la nueva modalidad de las organizaciones trasnacionales para “enganchar”, sobre todo a niños, niñas y adolescentes, para después someterlos a explotación sexual o laboral.

Nelly Montealegre Díaz, titular de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas de la Procuraduría General de la República (PGR), advierte en entrevista que las redes sociales son hoy el mecanismo preferido para reclutar víctimas a quienes se engaña con la ilusión de una relación, una falsa oferta de trabajo, o la promesa de convertirlas en modelos famosas.

-¿El ilícito ha evolucionado, cuáles son los desafíos para combatirlo?-

“Hemos visto una evolución verdaderamente sorprendente desde el uso de las redes sociales, que han facilitado mucho el contacto y el enganche con las víctimas, y conocer mucho de su entorno, incluso antes de acercarse a ellas, mucha información tienen ya los tratantes de personas”.

-¿Después de que las contactan, cuánto tiempo les lleva ‘enganchar’ a las víctimas?-

“Yo hablaría de no más de dos semanas, es complicado en verdad ver qué tan fácil confían en otras personas, es tan fácil, y a mí me preocupa mucho”.

O.D