México, DF. (Agencias).- El juez español Baltasar Garzón consideró como “una vergüenza para la humanidad” que a casi nueve meses del crimen contra los normalistas de Ayotzinapa, las autoridades mexicanas aún no hayan garantizado justicia por estos hechos.

 

Entrevistado tras su participación en “El encuentro de pensadores para crear la carta de las obligaciones del ser humano”, organizado por la UNAM y el capítulo mexicano de World Future Society, el juzgador subrayó que las desapariciones forzadas de personas no pueden extenderse ni quedar impunes.

 

“Me he pronunciado varias veces sobre ese caso. Es una vergüenza para la humanidad que no haya todavía una respuesta contundente desde el Estado, desde la justicia y, en definitiva, desde la comunidad en general.

 

“No podemos permitir que la desaparición forzada de personas sea algo que se extienda y quede impune. Hay que encontrar los mecanismos para que no sólo las familias sean reparadas, sino para evitar que vuelva a suceder un hecho como el de Ayotzinapa”.

 

Garzón aseveró que este caso es un reflejo de la crisis en torno a las garantías fundamentales que se vive en México y otras naciones. “Los derechos humanos son algo que siempre está en entredicho, no sólo en México sino que hay muchos países donde protegerlos es el mínimo ético y el mínimo legal. A veces se transforma en una carrera de obstáculos garantizar esos derechos”.

 

El jurista español enfatizó que cualquier Estado democrático “tiene la obligación ineludible” de respetar los derechos humanos. “Cuando no es así, hay que buscar los mecanismos para que entre todos podamos conseguir que ese estado de bienestar, de orden al cumplimiento de los derechos y obligaciones se produzca, esa es la meta”.

 

Este viernes se cumplen nueve meses del ataque por parte de policías municipales contra los estudiantes de Ayotzinapa, hecho que dejó seis personas asesinadas, tres de ellos normalistas, y 43 estudiantes desaparecidos.