También Luis Videgaray, secretario de Hacienda, compró una vivienda a Juan Armando Hinojosa, el contratista del gobierno de Enrique Peña Nieto, en un exclusivo resort de golf de Malinalco, en el Estado de México, a partir de Bienes Raíces H & G SA, reporta el influyente diario The Wall Street Journal.

Ahora se da a conocer este caso en medio del escándalo del tráfico de influencia por la compra de la llamada “Casa Blanca” por parte de la esposa del Presidente al empresario, cuyas compañías, dice el WSJ, “han ganado cientos de millones de dólares en proyectos de trabajos públicos de dólares durante las administraciones de Peña Nieto como gobernador del Estado de México y durante su gobierno actual”.

Videgaray aseguró al diario que compró la casa de Hinojosa en octubre de 2012, unos meses antes del inicio de la administración de Peña Nieto en la Presidencia de la República; ya desde entonces se le perfilaba como el próximo secretario de Finanzas. “No hubo ningún conflicto de intereses. Hice el acuerdo cuando yo no estaba para ejercer cargos públicos, y que el acuerdo estaba dentro de los parámetros del mercado “, dijo.

“La transacción fue inusual ya que también sacó una hipoteca con la firma del señor Hinojosa en lugar de acudir a una institución financiera”, agrega, el endeudamiento algunos 532 mil dólares, según los documentos. Por razones financieras, Videgaray dijo, más tarde pagó la hipoteca en su totalidad. Videgaray compró la casa por 7.5 millones de pesos, alrededor de 581 mil dólares, con una hipoteca con H & G a pagar más de 18 años; la hipoteca no se dio a conocer en la declaración de bienes del secretario, quien argumentó que no dio a conocer el préstamo debido a que el formato electrónico del gobierno no le permitió precisar que se trataba de un préstamo bancario.

El 31 de enero de 2014 Videgaray pagó toda la deuda con un pago único, según los documentos. “Por razones financieras, me decidí a prepagar el crédito tan rápido como pude.”

El valor de cada una de las casas del Club de Golf Malinalco valen entre 850 mil dólares y 1.2 millones de dólares, según una vendedora en Sotheby ‘s International Realty, consultada por el diario. El desarrollo residencial incluye un campo de golf de 18 hoyos y un helipuerto.