México, D.F.- Jesús Mosterín, científico, matemático y filósofo  de nacionalidad española e introductor de la filosofía analítica en ese país, además de gran difusor de la filosofía de la ciencia en Iberoamérica, visitará la UNAM del 21 al 28 de abril.

Así lo anunció la integrante de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), Paulina Rivero Weber, quien explicó que, de manera paralela, a Mosterín le atrae la defensa de la vida de los animales.

Sus argumentos vienen del ámbito de la ontología, rama de la filosofía que estudia lo que somos; la epistemología, que analiza cómo conocemos; y de la política y la ética. De estos temas hablará en las conferencias y talleres organizados por la FFyL, la Facultad de Derecho (FD) y el Programa Universitario de Bioética.

De ese modo, el lunes 21 de abril ofrecerá la conferencia ¿Qué somos los animales? Introducción a la ontología; el martes 22 hablará de El reino de los animales. Introducción a la epistemología; el jueves 24, de El triunfo de la compasión. Introducción a la ética (y título de su más reciente libro); y el viernes 25, se referirá a Sintonizar con la naturaleza. Introducción a la sabiduría, todo ello en el Aula Magna de la FFL.

Mientras, el miércoles 23 y el lunes 28, en el Aula Jacinto Pallares de FD, tratará al Sentido o sinsentido de la nación en un mundo globalizado; y a Natura y cultura, respectivamente.

En cuanto al tema de la defensa de los animales, Rivero Weber explicó que ha llegado el momento de impulsar un movimiento que sea punto de lanza para abrirnos a la compasión.

Mosterín, junto con el filósofo Peter Singer y el primatólogo y etólogo Frans de Waal, han demostrado que nuestra moral, lo que llamamos “bueno y malo”, deriva directamente de los animales.

«El racismo, el sexismo o el especismo, que consiste en creer que la humana es una especie superior al resto, son ideas absurdas. La filosofía y la ciencia avanzan por otros caminos y es momento de abrir los ojos y de prohibir, por ejemplo, los circos con animales: ellos no están ahí para nuestro uso y diversión, son seres que merecen respeto y consideración», finalizó la filósofa.

vmp