El estado de las cosas del Nuevo Santander

Columna: Cuarto Oscuro

Por Rigoberto Hernández Guevara lunes, 13 de noviembre de 2017
A- A A+

Durante la presente administración del gobierno de Tamaulipas, que encabeza Francisco Javier García Cabeza de Vaca, los sucesos han rebasado a la opinión pública por muchos aspectos y a severa distancia.

El gobierno que apenas arranca, duró casi un año en la expectativa, no programada por la ciudadanía, en lo que tuvo que ver en primera estancia el estado que guardaban las cosas administrativas al interior del poder ejecutivo.

Expectativa creada durante la campaña electoral y por la cual muchos ciudadanos votaron por Cabeza de Vaca, y que no se ha cumplido. Una de ellas, el esclarecimiento de lo que sucedió durante la pésima administración del ex gobernador Egidio Torre Cantú al frente del gobierno.

Sin embargo el pueblo, incluso los miles de trabajadores del gobierno del estado que votaron por Francisco García Cabeza de Vaca, no ha visto complacidos sus anhelos, entre los que se encuentra el que se le abra una investigación contra Torre Cantú.

El segundo suceso es que la percepción y los hechos recurrentes de violencia en el estado tampoco ha disminuido, por el contrario, las acciones tomadas han derivado en la multiplicación de eventos trágicos que a plena calle se dan en las principales ciudades de Tamaulipas, principalmente Reynosa y Ciudad Victoria, ciudad, ésta última, que alcanzó según un rating latinoamericano la 5ª posición como la ciudad con más asesinatos en Latinoamérica.

El ciudadano común, deslumbrado por los focos rojos que simbolizan la violencia, poco sabe de la administración pública y los principales proyectos de este gobierno que a las claras muestra sus intereses fundamentales para asumir su compromiso, entre los que no se encuentran muy bien afianzados la cultura y el deporte, luego de que sus principales actores no han sido convocados.

En lo general, si la gente ignora los acontecimientos y la actividad del gobernador en turno, se debe a la poca difusión que se da a los eventos en cuanto a calidad de la información, pues están más preocupados en atender a los comunicadores del sexenio que se dedican al halago fácil, distrayendo su trabajo de lo que debería ser cuidar la imagen del gobernador, por una parte, y por la otra difundir realmente las actividades del gobierno. La gente quiere saber a detalle cómo se hacen las cosas, incluso, por qué no, que se lo cuenten bonito.

Por otra parte el golpe espectacular y mediático de corte legal correspondió hace unos días en contra del ex gobernador Eugenio Hernández Flores, y continúa con un ex alcalde de San Carlos, de aquellos tiempos cuando el citado fue gobernador.

Tal parece que la cacería contra ese periodo gubernamental distrae la atención de las investigaciones que debieran enfocarse de igual manera al más reciente mandato estatal, pero no es así. En los corrillos políticos se mencionan más de una conjetura por la cual Cabeza de Vaca ha decidido “brincar” por lo pronto el sexenio que le antecedió y del cual sus propios funcionarios que recibieron el estado de cosas de Tamaulipas se quejan amargamente.

Pese a la inmensa cortina de humo que los hechos violentos significan en Tamaulipas, en relación al resto de actividades del gobierno, Cabeza de Vaca no termina por sentarse en la silla, toda vez que desde un inicio manifestó interés parcial por algunos municipios, incluso lo manifestó él mismo poniendo como medida el número de habitantes.

Tampoco se le ha visto en las colonias populares o en los barrios marginados donde hay personas que no han visto brotar el lado bondadoso del gobierno, que debe ser parejo y para todos.

Comparte esta nota:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
          fotografia PANORAMICO MATA

Sondeo

Sorry, there are no polls available at the moment.

Buscador