FGCV: Empleos equilibrados y recuperar salarios

Columna: Análisis Económico

Por Jorge Alfredo Lera Mejía lunes, 9 de octubre de 2017
A- A A+

La economía de Tamaulipas posee el noveno lugar entre las entidades de la república, superado sólo por los estados de México, Nuevo León, Jalisco y Veracruz, de manera significativamente cerca de Chihuahua, Guanajuato, Puebla y Coahuila.

Hasta 1993 la participación del estado en el PIB nacional había perdido importancia; desde entonces, se observa una recuperación que lleva la participación de Tamaulipas en el PIB nacional de 2.79% en 1993, 2.91 en 1996, hasta 3.03% en 1999.

A partir del año 2000, ha mantenido Tamaulipas su participación en el PIB nacional, cerrando con 3.1% en el año 2015. Las perspectivas de progreso económico y social están soportadas por valiosos activos humanos, naturales y con una sólida infraestructura productiva.

Tamaulipas es el séptimo estado más grande y representa el 7% de la superficie del país; se tienen 420 kilómetros de costa, más de 230 mil hectáreas de lagunas costeras; representa el tercer lugar en disponibilidad de agua. La cuenca de Burgos se considera entre las más ricas reservas de gas natural; y está entre los diez más ricos del país en energías eólicas, biodiversidad y ecosistemas.

De acuerdo al reporte más reciente del INEGI, en términos nominales, la Ciudad de México, Estado de México, Nuevo León, Jalisco, Veracruz, Guanajuato, Coahuila de Zaragoza, Puebla y Tamaulipas, aportaron de manera conjunta el 60% del PIB nacional a precios básicos en 2015 (INEGI, 2016).

Sin embargo, Tamaulipas tiene más de 8 años apareciendo en las listas Top Ten de los estados que más desempleos abiertos registra del país. Adicionalmente la entidad concentra la mayor parte de sus empleos en actividades de muy baja remuneración y capacitación, por ende dichos empleos en su mayor parte (75.5%) reciben salarios menores a 4 salarios mínimos, por lo que se consideran empleos precarios.

La mayoría de empleos se generan en la región norte de Reynosa y zona conurbada, por lo que los empleos están polarizados en el norte y sur del estado, dejando en la indefensión a la zona centro, donde están la mayoría de los municipios (30 municipios) y la capital del estado.

Tamaulipas registró una Población Total (PT), en el cuarto trimestre (octubre-diciembre) del año 2016 por tres millones 598 mil 179 habitantes (Conteo INEGI). La Población Económicamente Activa (PEA) ascendió a un millón 633 mil 550 personas (edad mayor a 15 años, no estudiando, no amas de casa y discapacitados).

La Población Empleada (PE) fue de un millón 565 mil 690 personas. La Población Desempleada o Desempleo Abierto (DA) representó 67 mil 860 trabajadores. Por lo anterior la Tasa de Empleo en Tamaulipas es del 95.41% y la Tasa de Desempleo ascendió al 4.59%. (STPS, 2017). A agosto de 2017 los trabajadores tamaulipecos afiliados al IMSS fueron 643,415.

En comparación con el primer trimestre de 2016, la situación mejoró relativamente, ya que de acuerdo a la última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE-INEGI), se colocaba a Tamaulipas en el cuarto Estado con mayor tasa de desempleo en el país, en el registro que corresponde al primer trimestre del 2016, toma en cuenta la tasa calculada respecto a la población en edad de trabajar, a la población económicamente activa y respecto a la población ocupada.

La gravedad de las estadísticas del empleo en Tamaulipas se vuelve más notoria al identificar del total del millón 529 mil 812 empleados, los que si cuentan con prestaciones sociales (IMSS, seguros de desempleo, jubilación, Infonavit, etc.), siendo que solamente el 41.2% de ese total que registran prestaciones (643,415 afiliados). Esto significa que 899 mil 963 empleados de Tamaulipas (58.8%), se encuentran en situación inestable e insegura, recibiendo de uno hasta máximo 4 salarios mínimos y no contando con seguridad social.

Otro indicio de la precariedad laboral del estado, hacia el interior de los empleos registrados, se encuentra que más del 45% de estos se ubican en la categoría de mostradores de tiendas, cargadores y estibadores, y oficinistas, los que solamente reciben ingresos desde uno hasta dos salarios mínimos, representando al salario actual de 80 pesos diarios (salario mínimo 2017), un ingreso entre 2 mil 400 hasta 4 mil 800 pesos mensuales.

El propio IMSS en Tamaulipas reconoce un promedio de salarios de los asegurados registrados en el Instituto por 294.5 pesos diarios, cuando el promedio diario nacional del IMSS es por 320.9 pesos, por lo que la precariedad de Tamaulipas asciende en 26.4 pesos diarios contra la media nacional; asimismo el Salario asociado a trabajadores asegurados en el IMSS en Agosto 2016, ascendió en Tamaulipas en 8,953.5 pesos por mes, contra el promedio nacional de 9,753.9 pesos.

Es evidente notar una situación de precariedad en los ingresos del millón 549 mil personas tamaulipecas ocupadas en agosto 2016 al encontrar que el 30.2% de los trabajadores del estado, son parte de la pobreza patrimonial al recibir solamente de uno hasta dos salarios mínimos; un 14.7% recibe menos de un salario mínimo (pobreza extrema o pobreza alimentaria), y un 29.7% siguiente recibe de 2 a 5 salarios mínimos (nivel de pobreza mediana).

Se ubican en situación de mediano privilegio o también considerados como población en clases medias, a un total de 79,996 trabajadores que reciben de 5 hasta 10 salarios mínimos, y en la cúpula social, o también reconocidas como clases altas o clases pudientes, se encuentran 19,418 trabajadores o empleadores que reciben de 10 salarios mínimos a más.

Por lo anterior se puede identificar, que en Tamaulipas el trabajo precario e informal ha crecido en los últimos 15 años bajando las tasas del empleo formal, siendo el sector femenil es el que más lo padece. Por otra parte, son más sensibles al precarismo los trabajadores de mayor preparación y estudios, así como la población ubicada en las clases medias del estado. Con los temas expuestos se puede señalar que las clases medias tienden a desaparecer.

Noticias más recientes de empleos formales generados en Tamaulipas, entre los meses de enero a agosto de este año 2017, nos muestran un hecho inédito para las cifras de los últimos 16 años, ya que por primera vez en este tiempo se presentan cifras de empleos formales con prestaciones del IMSS de tipo récord.

Así Tamaulipas encabezado por Francisco García Cabeza de Vaca, aparece como uno de los tres estados que más empleos formales aporta a esta cifra récord nacional, ya que en los primeros ocho meses del año 2017 se generaron en Tamaulipas 29,053 empleos formales, lo que establece un récord histórico en la creación de bases laborales confirmadas por el IMSS en estos 16 años.

El avance es evidente, tomando en cuenta que durante todo el 2016 se crearon 15,576 trabajos formales. Es decir, que lo conseguido de enero a agosto del presente año es casi el doble. Estos indicadores representan la confianza y certeza jurídica que tienen los inversionistas en la entidad.

Por lo descrito, Tamaulipas no debe levantar la guardia por solamente generar cifras récord de nuevos empleos, por lo que el gobierno ahora deberá concentrarse en dos nuevos retos:

Qué los nuevos empleos formales generados se redistribuyan a lo largo y ancho de los 43 municipios del estado, de acuerdo a la población económicamente activa, y no solo en la zona norte de Reynosa y la zona sur de Tampico.
Más importante aún, se requerirá que los salarios que se reciban por estos nuevos empleos y por los empleos anteriores, recuperen el poder adquisitivo anterior a la década de fines de los 90, ya que se ha perdido cerca del 35% del mismo, en los recientes 17 años.

Comparte esta nota:
Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
fotografia PANORAMICO MATA

Sondeo

Sorry, there are no polls available at the moment.

Buscador