Sin duda que el recorte a las instancias infantiles que operan con financiamiento federal verán mermados sus ingresos, es por eso el “pataleo” discrecional en contra de “ya saben quien”. Las marchas, los plantones al estilo de Antorcha seguramente se incrementarán, pues es un descontón a los ingresos de muchos “empresarios” que vieron en esta actividad una minita de oro en el sexenio de FELIPE CALDERÓN HINOJOSA.

Esa terquedad del Presidente de la República de “frenar” el dispendio de recursos para beneficio de unos cuantos sigue pisando callos en la clase empresarial- política, que vio en este tipo de negocios -cuidar infantes-un doble y lucrativo negocio con visión social, que aprovecharon en su tiempo militantes azules para aumentar sus ingresos.

Para nadie es un secreto que en muchas instancias infantiles y jardines de niños, incluso aquellas que operan con membretes sociales son un “rico filón de oro” para quienes están al frente, pues cobran por ingreso, mensualidad, uniformes, cuotas “voluntarias”, además, organizan tómbolas, rifas, cooperaciones en especie, pues periódicamente piden apoyo para que aporten cantidades monetarias para celebrar, el Día del Niño, de la Madre, y hasta el cumple de cada alumno en varios casos.

No se diga en festividades cívicas, como aniversario de la Revolución, Independencia, carnavales, inicio de la Primavera, en donde los niños tienen la obligación de vestir a la ultranza, y en algunas instancias, ellos mismos, los maestros-empresarios, son los proveedores.

Mantener un infante en estancias infantiles o jardines de niños, sale mas caro, en algunos casos, que un estudiante en universidades públicas…y hasta privadas.

Pero, remontémonos hasta el sexenio azul de CALDERÓN, el expresidente que implantó este subsidio millonario para apoyar supuestamente a madres trabajadoras, programa que en su tiempo y por las formas en que se plantaba fue bien visto por los mexicanos.

Y como no, pues eran casi mil pesos que cada “empresa” cobraba por cada niño ingresado a estos negocios con visión social a través de la Secretaría de Desarrollo Social en aquel entonces, para que las madres fueran a su trabajo sin preocupaciones.

Sin embargo, las cuotas, inscripciones y “cooperaciones voluntarias”, se seguían cobrando, por lo que se convirtió en un fabuloso y lucrativo negocio, que los integrantes de la Cuarta Transformación detectaron y le dieron reversa, pues estaban involucradas también asociaciones que fueron creadas exclusivamente para bajar este tipo de recursos.

En ese entonces, se dispararon este tipo de negocios, extrañamente o sospechosamente, militantes del PAN, activos muy activos en esas fechas, se dieron cuenta de estos apoyos millonarios y se apresuraron a instalar albergues para bebés…

GUSTAVO CÁRDENAS GUTIÉRREZ puede tener una mejor información, pues su esposa e hijos aparecieron “como por arte de magia” como benefactores y propietarios de estos negocios en Victoria y Matamoros.

Otro de los beneficiados fue aquella aguerrida panista de aquellas fechas, HELGA RUTH RUIZ (ahora exiliada), quien ahora sin ningún pudor se autodefine como morenista y defensora de los apostolados de AMLO…

No es raro que muchos otros políticos, oportunistas estén metidos en estos negocios, así que el golpeteo, marchas y plantones continuará…”caminando la carreta se acomodarán las calabazas”….y sino, pues no….

Les dejo el correo para lo que quieran mandar, panoramatam@hotmail.com