Inflación sin control y pérdida de salarios

Columna: Análisis Económico

Por Jorge Alfredo Lera Mejía miércoles, 9 de agosto de 2017
A- A A+

De acuerdo al Boletín de Precios del INEGI ayer, el aumento de los precios de alimentos como la papa, jitomate y servicios turísticos dispararon esta primera semana de agosto de 2017, el índice de inflación hasta el 6.44%, su nivel más alto desde el mes de diciembre de 2008.

Este impacto, es directo al bolsillo de los más pobres de México, ya que es mayor la inflación en la llamada Canasta Básica, respecto al resto de los bienes y servicios que registran el INEGI y el Banxico.

De acuerdo con un comunicado del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), durante el mes de julio de 2017, los precios al consumidor en México registraron un incremento mensual de 0.38%, con lo cual la inflación anual llegó a 6.44%, cifra superior a lo esperado por lo analistas que era de 6.37%

Con ello, la inflación a tasa anual pasó de 6.31% en junio a 6.44% en julio, la más alta desde diciembre de 2008, cuando fue de 6.5%, y sumó siete meses por arriba de 4.0%.

De acuerdo con la revista ¿Quién es Quien en los precios? de la Profeco, el precio máximo para un kilo jitomate es de 42.90 pesos mientras que el de la papa llega a los 29.90 pesos.

El índice de precios no subyacente subió 0.72% a tasa mensual y 11.27% anual, mientras que el índice de precios subyacente presentó un crecimiento de 0.27%, así como un alza anual de 4.94%.

En el mes de julio, los precios de productos agropecuarios subieron un 11.98% interanual, mientras que los energéticos registraron un alza de 10.81%, las mercancías se elevaron 6.42%, y los servicios un 3.68%.

Sin embargo, no obstante la inflación contra la pobreza, el gobierno insiste que no habrá aumento de emergencia de los salarios minimos.

Por esta razón, el Gobierno federal y el estatal de Tamaulipas, deben implementar un pacto económico entre los sectores, como el celebrado durante los noventas, para impedir una mayor escalada de precios que ahoguen al consumidor final. Sobre todo la clase asalariada y campesina.

No se pueden cerrar los ojos a la realidad y ocultar que la economía del país está prendida con alfileres, es decir que en cualquier momento los productos de la canasta básica podrían entrar a una nueva “escalada y espiral inflacionaria”, al estilo de los 80 y 90’s del siglo pasado.

Mis argumentos, los baso en que el Gobierno federal sigue aplicando descuentos al presupuesto público en los últimos dos años. El último fue de 132 mil millones al gasto corriente y a Petróleos Mexicanos. Impacto de descuentos al presupuesto de los estados. Tamaulipas pasa por más de 7 años sin obra pública de infraestructura básica ni mantenimiento de carreteras. Están destrozadas en todo Tamaulipas.

Lo anterior muestra de manera clara que hay una verdadera crisis en puerta y de seguir con los recortes, podría alcanzar a lo más elemental, que es el renglón alimenticio.

Si a esta situación por la que atraviesa el país, se le suma que la paridad peso-dólar sigue en escalada, es decir que aunque la divisa verde se ubica por debajo de la barrera de los 18 pesos, en cualquier momento se podría volver a enfilar hacia la barrera de los 20 pesos por dólar…

Comparte esta nota:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
fotografia PANORAMICO MATA

Sondeo

Sorry, there are no polls available at the moment.

Buscador