La pesadilla nuclear

Columna: Columna Invitada

Por Guillermo J. R. Garduño Valero viernes, 9 de marzo de 2018
A- A A+

“Nadie quería hablarnos, nadie quería escucharnos. ¡Escúchenos ahora!”, éstas son las palabras de Vladimir Putin frente a un Parlamento que de pie lo aclamó al emitir su informe anual y a tan solo dos semanas de las elecciones que está seguro de ganar. El anuncio correspondió al misil invencible, una monstruosidad creada por las potencias y cuyas características superan con mucho las expectativas de destrucción planetaria.

Para comenzar despleguemos sus características del misil RS-28 SARMAT:

Tiene el mayor alcance posible lo que le permite cruzar de polo a polo, lo que hace vulnerable cualquier posición en el planeta, con lo cual se rompe el tratado entre las potencias mundiales acordado en 1987 acerca del alcance de los misiles.

Su potencia es de 40 megatones equivalente a multiplicar por 200 las bombas nucleares lanzadas a Hiroshima y Nagasaki en 1945. Pues lleva el misil a su interior 10 ojivas nucleares de 750 kilotones, lo que impide interceptarlo en vuelo o desintegrarlo una vez lanzado desde plataformas móviles ya que tiene programada su trayectoria.

Su fuerza destructiva es de más de 642,670 km2 equivalente en magnitud territorial a los estados desde California a Texas, afectando en su ola expansiva a territorio mexicano. Es ahí donde recuerdo la afirmación de mi amigo Don Rodolfo Béjar que hace 40 años me describió un escenario de desastre nuclear donde la población de Norteamérica que quedara viva huiría hacia México, lo que no pudo prever mi amigo fue que los sobrevivientes encontraran al muro de ignominia que un imbécil como Trump les habrá construido.

La velocidad del misil es de 24,000 km/h que es equivalente a multiplicar por 20 la velocidad del sonido, impulsado desde la plataforma de un submarino atómico que estaría equipado con un reactor nuclear 100 veces más pequeño que los que propulsan a los submarinos actuales. Los otros detalles por su naturaleza son secretos pero colocan a Rusia a la cabeza de la carrera nuclear en el mundo. Pues esta arma se complementa con el misil Kinzhal, vehículos hipersónicos de transporte con capacidad de lanzamiento y armas láser.

Es aquí donde tenemos que partir del origen del poder nuclear cuando se creó el proyecto Manhattan durante la Segunda Guerra Mundial en un momento en el que Estados Unidos conocía la intencionalidad de Hitler para lanzar una ofensiva mediante una bomba capaz de producir tal destrucción letal que terminaría por crear al menos un armisticio ventajoso, por lo que la velocidad del proyecto nuclear de Norteamérica tuvo que acelerarse y al término en mayo de la contienda en Europa, Japon aún mantenía su hegemonía en el lejano Oriente por lo que era necesario aplicar una fuerza de destrucción de tal naturaleza que obligara, no a una paz negociada, sino a la rendición incondicional del imperio del Sol Naciente.

Las condiciones estaban dadas, Roosevelt había muerto en abril antes de finalizar la contienda y estaba al frente de la presidencia nada menos que un oscuro burócrata llamado Harry S. Truman, se le hizo una valoración: continuar con el despliegue de fuerza militar lo que podría llevar un tiempo y llegar a perder hasta 500,000 soldados o lanzar la bomba atómica sobre ciudades abiertas pobladas por civiles y la elección de Hiroshima y Nagasaki resultan ideales pues dejarían las plantas industriales y los principales centros urbanos con lo que quedaba aún en pie con cierto nivel de utilidad. Obvio se optó por la segunda alternativa y días después del lanzamiento de la segunda bomba Japón se rendía incondicionalmente.

Concluida la contienda el problema sería ¿qué hacer con el poder nuclear que se había desatado? En el ámbito del cuerpo de científicos que crearon la bomba se dio el debate y Oppenheimer director del proyecto propuso que se fabricara en serie, se distribuyera a puntos estratégicos de lanzamiento y con el monopolio del secreto nuclear la hegemonía norteamericana se mantendría a salvo. La segunda opción nunca se pensó, Emil Julius Klaus Fuchs uno de los participantes del proyecto había entregado a la Unión Soviética las bases de la elaboración de la bomba nuclear y esto se supo pocos años después cuando los soviéticos hicieron sus pruebas nucleares, pues hay que admitir que él actuó en nombre de un acto de conciencia, pues no cobró nada por este favor, pues sabía que un poder de tal naturaleza sin competencia sería desastroso para la especie humana.

La tercera alternativa fue la de Edward Teller, un físico nuclear que sostenía que ningún secreto se había mantenido indefinidamente y por tanto tarde o temprano alguien lo pondría al descubierto. Al mismo tiempo planteó la idea de que cuando dos potencias se equiparan en armamento y capacidad militar terminarán por romper el equilibrio y se enfrentaran inevitablemente. Por tanto la única manera de evitar una guerra nuclear catastrófica era que las potencias nucleares escalaran su poderío como factor disuasivo para evitar una confrontación catastrófica.

Las opciones chocaron, el primero en ser sometido a juicio fue Fuchs, pero se le dispensó porque no podía considerarse aún a los soviéticos como enemigos, por lo que fue condenado al exilio y murió en Alemania Oriental. Oppenheimer terminaría confrontado con los militares y Teller le daría la puntilla para sacarlo de la dirección del proyecto lo que obró a favor de Edward quien en 1951 para rebasar a los soviéticos inventó la bomba de hidrógeno que multiplicó por mil el poder nuclear. Mas tarde continuaría con otros proyectos como fueron la bomba de neutrones y finalmente su último proyecto fue la propuesta de guerra de las galaxias mediante el uso del rayo láser que a la velocidad de la luz destruiría cualquier objetivo, el cual al iniciarse la Perestroika y la distensión no fue concluido, sino sustituido por el tratado de 1987 que hoy ha terminado.

Pensemos ahora por tanto en los efectos que esto tiene al reabrirse las bases del conflicto que se creía ya era del pasado y que ahora inicia un nuevo ciclo del que no se sabe aún como ha de concluir.

Comparte esta nota:
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
          fotografia PANORAMICO MATA

Sondeo

Sorry, there are no polls available at the moment.

Buscador