Una vez que pasó la elección federal en Tamaulipas, donde se renovaron los 43 ayuntamientos, 9 diputaciones federales y el Senado de la República, Tamaulipas tiene prisa para retomar y fortalecer el ritmo de crecimiento, revisando lo bueno y lo malo para reconvertir el rumbo.

Una variable significativa para ese ritmo económico, lo tiene la llamada Inversión Extranjera Directa (IED), que siendo Tamaulipas un Estado industrial maquilador y fronterizo, marca pautas para señalar acciones y compromisos.

Por lo anterior, para el Gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca es menester acelerar el ritmo de inversión en obra pública y mantenimiento de carreteras y puentes. Además de dar un manotazo definitivo al tema de la seguridad.

Lo anterior, al revisar que no obstante que se mantienen las inversiones extranjeras para este primer trimestre de 2018, este crecimiento fue un poco menor al registrado en el mismo periodo de 2017.

En el primer trimestre Tamaulipas recibió 380 millones de dólares en inversión extranjera directa, reportó la Secretaria de Economía. Esta cifra fue menor a la que captó la entidad en el mismo periodo del 2017, cuando se recibieron 453 millones de dólares, esto es una baja del 16%.

En todo el 2017 Tamaulipas recibió en IED un total de 1,439.3 millones de dólares fue una recuperación, ya que venía a la baja, en 2016 fueron 1,178.9 millones de dólares y en 2015 eran 1,085.3 millones de dólares (MDD).

Tamaulipas, siempre ha mostrado una tendencia creciente en IED, yendo de los 344 MDD en 2004 a 736 MDD en 2011 y hasta 1,184 MDD en 2011, en 2014 promedió 670 MDD. Desde la entrada del Gobierno actual de Francisco García Cabeza de Vaca, se registró fuerte repunte superando la barrera de los 1000 MDD. Por ello Tamaulipas hoy día ocupa el lugar 5 en IED. Entre 2000 al 2004 promediaba Tamaulipas el lugar 9.

De esta forma, en 2004 los primeros tres lugares en atracción de IED eran Chihuahua, Baja California y Nuevo León; seguidos de Sonora, Coahuila, Guanajuato, Tamaulipas y Aguascalientes que ostentaban el lugar del 4 al 9 respectivamente.

Sin embargo, la dinámica de los flujos de IED ha modificado tales posiciones parcialmente en algunos casos y en otros más permanentemente, aunque existe una importante variabilidad de dichas posiciones durante el período analizado.

Los mayores cambios en la posición relativa en términos de los flujos de IED durante el periodo 2004-2014, pueden encontrarse en Guanajuato, Querétaro, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas: Guanajuato estuvo el lugar número 6 en 2004 y llega a ubicarse en el lugar 1 para el 2013; sin embargo, hacia el 2014 retrocede varias posiciones hasta ubicarse en el lugar 5.

Querétaro es otra de las entidades que ha experimentado altibajos en el ranking de IED, ya que en 2004 era el lugar número 8, llega hasta el lugar 2 en 2009, y después se posiciona en el lugar 7, mejorando en un lugar en el ranking.

Por su parte, Coahuila ha mejorado su posición consistentemente del número 5 en 2004, al 3 en 2013 y en 2014 llegó al primer sitio; Nuevo León se ha mantenido en el lugar 3, pero ha logrado estar en el sitio 2 y ha estado hasta en el lugar 7 en alguno de los años, mientras que Tamaulipas logra pasar del lugar 7 al 6, igualmente con altibajos.

Mantener una tendencia positiva de los flujos de IED ha sido un tema de sumo interés en el diseño de estrategias dirigidas al logro de encadenamientos e integración productiva, empleo y sustentabilidad económica, independientemente de los esperados en la esfera macroeconómica.

Un aspecto relevante en la captación de la IED se encuentra relacionado con las ventajas que ofrece la región receptora a este tipo de inversiones. De tal manera que las empresas que han decidido establecer sus operaciones en Tamaulipas, lo hacen con base en los incentivos y beneficios que reciben, como lo son: apoyos a la inversión, exenciones tributarias, protección de la propiedad y mano de obra más barato, u otras ventajas en costos, capital humano, entre otros aspectos.

Sin embargo en fechas recientes se le agregó las condiciones de infraestructura (carreteras, puentes, servicios básicos y parques industriales) y sobretodo hoy día pesa mucho la seguridad exterior e interior.

Tamaulipas tiene prisa, por ello este tema es puntual para definir acciones inmediatas para retomar el rumbo no olvidando la urgente necesidad de aplicar incentivos que encadenan las empresas extranjeras con IED hacia las empresas locales pymes y las agroindustrias que generen proveeduria y clusters económicos como palanca al desarrollo.