A LA EXPECTATIVA

La propuesta de la Guardia Nacional no ha sido bien explicada por la titular de SEGOB Olga Sánchez Cordero ni por el desaparecido del cuadro chico mediático y Secretario de Seguridad Alfonso Durazo.

Y es que de último momento clavaron la figura de los delegados del Presidente en los asientos de las mesas de seguridad estatales. Y eso que la Guardia Nacional va a consulta el 21 de marzo. Pero ya se adelantan como en lo del aeropuerto que no termina de caerse.

No estaban contemplados. Se suponía que solo atenderían el manejo de los programas sociales. Y aunque digan que respetaran la soberanía de los estados. Parece que solo es más de palabra. Aunque para los gobernadores es como dice el dicho: “de lengua me como un taco”.

A los 12 gobernadores del PAN y el de Jalisco de MC se suma el perredista Silvano Aureoles quien ya anuncia una Controversia Constitucional contra esta medida.

No les gusto a los gobernadores que el mando único militarizado -Sedena, Marina- y que incluye 20 mil policías federales. Ojo. Todos bajo las órdenes del Presidente.

Incluya que los 32 “super delegados” metan su cuchara en las policías estatales y municipales -no han sido claros, aunque por ahí iría- y podrían suplantar funciones estatales y municipales.

Para que las corporaciones policiacas de ser necesario sean sustraídas y enviadas a donde designe la estrategia de seguridad federal, lo que no sería en colaboración sino en total y absoluta subordinación.

De ahí que la medida es vista como centralista, pues de facto los gobernadores serían hechos a un lado por los super delegados que sin ser autoridades electas actuarían como virreyes del centralismo moreno, disponiendo de policías estatales y municipales.

Y es que previo al primero de diciembre el tabasqueño hizo una gira por diferentes estados se reunía con gobernadores y en la plaza pública arengaba al pueblo las bondades de lo que venía.

Pero desgrano su estrategia de seguridad por diferentes estados, que serían 265 regiones en las que se dividiría el país.

Que enviaría 300 elementos donde hubiera poca delincuencia, 450 elementos donde hubiera delincuencia no grave y hasta 600 elementos a las zonas calientes como en Jalisco donde acaban de emboscar a policías.

Suponiendo que, de esas 265 regiones, solo 65 tengan baja incidencia necesitaría alrededor de 20 mil efectivos. Para delincuencia no grave para 100 regiones necesitaría 45 mil efectivos. Y si son 100 regiones con delincuencia a la alza, necesitaría 60 mil elementos desplegados. Suponiendo esas cifras hipotéticas necesitaría alrededor de 135 mil elementos dando seguridad, pero ni todos ellos bajarían los asesinatos violentos o “daños colaterales” a lo mas que se aspiraría en el sexenio de Morena es bajarlos a la mitad de los últimos dos referentes presidenciales que serían las estadísticas que arrojan los sexenios de Calderón y Peña.

Pero en México la incidencia delictiva es alta en al menos 28 estados por lo que si 200 regiones necesitan 600 elementos la cifra redondearía los 120 mil elementos.

Las policías estatales de los 32 estados se estarían cuantificando en al menos 130 mil elementos, la policía federal en 20 mil elementos y las fuerzas militares en alrededor de 200 mil efectivos.

Por eso los super delegados que de último momento fueron metidos a la estrategia de seguridad serían el conducto presidencial para que pongan a la orden de la estrategia de seguridad federal a las policías estatales y municipales donde haya.

LA NOMENCLATURA

GASOLINAZOS DOBLAN AL PRESIDENTE

En México ya anuncio el Presidente AMLO que los gasolinazos se acabaron, que solo aumentaran en base a la inflación anual que se dé.

Cuando el entonces Secretario de Hacienda PPMID autorizo los gasolinazos en enero del 2017 en México hubo una ola nacional de protestas, saqueos en tiendas, hasta un muerto.

Pero Peña no cedió mantuvo los gasolinazos y cuando mando a Mid a las urnas, 30 millones de votos fueron el combustible del Peje que incendiaron el sexenio de Peña.

Pero en su discurso de toma de protesta AMLO anuncio que los gasolinazos que dejo Peña solo bajarán hasta dentro de 3 años, cuando construya su refinería y habilite las 6 que hay.

Lo cierto es que los gasolinazos de Peña doblaron al PRI en las urnas.

Y en Francia los gasolinazos ya doblaron a otro presidente, pero este si le tuvo que meter reversa de inmediato.

jorhihem@prodigy.net.mx