El estilo de vida moderno genera estrés y ansiedad, es una respuesta emocional normal a las presiones y estímulos cotidianos. Sin embargo, ¡hay trucos para disminuirlos!

Sigue los siguientes consejos

1 Concéntrate en el momento presente, dejando fluir los pensamientos sobre el pasado y el futuro, así verás que aunque la situación podría ser mejor, es tolerable.

2 Has ejercicios de respiración profunda, autorregular tu respiración ayuda a que la ansiedad no escale.

3 Busca alguien con quien hablar, a veces hablar sobre la situación que te la está generando y oírla en voz alta puede ayudar a disminuirla.

4 Cuando haya un pensamiento que te esté generando ansiedad repítelo una y otra vez por un periodo mínimo de 15 minutos y verás cómo este perderá su sentido y su poder.

5 En una libreta anota las cosas que te disparan ansiedad, redacta con detalle el evento y guárdalo, el simple hecho de sacarlo tu mente ordena los pensamientos y suelta.

6 Incluye proteínas en tu desayuno: Esto va ayudar a mantenerte con energía a lo largo del día. Empieza con un licuado con proteína, unos huevos al gusto ó unas rebanadas de pechuga de pavo.

7 Come más carbohidratos integrales y menos carbohidratos refinados. Los granos enteros, además de ser más saludable también son más altos en fibra, por consiguiente, sentirás tu estómago más lleno y te sentirás más satisfecho.

8 Toma suficiente agua; hidrata tu cuerpo: Recuerda que la deshidratación puede llegar no solo afectar tu humor pero se puede confundir por hambre y provocar esa ansiedad por comer.

9 Come despacio. Comer demasiado rápido puede hacer que comas más allá del punto de saciedad sin que ni siquiera te des cuenta.

10 Disminuye tu consumo de bebidas alcohólicas

11 Disminuye tu consumo de la cafeína: que pueden hacer que te sientas más nervioso.

12 Trata de comer comidas sanas y equilibradas.

13 No olvides hacer ejercicio: es indispensable en casos de ansiedad por la comida ya que ayuda a descargar estrés y libera la hormona, endorfina que te mantiene feliz.

No olvides reír y divertirte! La risa cura nuestras mentes y cuerpos.

Si tú te das el tiempo para sanarte, cuidarte y estar bien los demás a tu alrededor lo estarán también.