Existen muchos mitos alrededor de las arrugas, pero ¿qué tan cierto es que los antioxidantes ayudan a prevenir la aparición de líneas de expresión y te mantienen joven? Descúbrelo lo que dice la ciencia sobre las causas del envejecimiento.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Cell, Carlos López-Otín, de la Universidad de Oviedo, María Blasco y Manuel Serrano del CNIO; Linda Partridge, del Instituto Max Planck y Guido Kroemer de la Universidad Descartes de París, señalan que existen diversas claves científicas en el envejecimiento:

1. Defectos en el ADN. Estos daños que se acumulan en los genes durante toda la vida, ya sea por causas internas y externas, son uno de los principales causantes del envejecimiento y también de la aparición de tumores, salvo en los de carácter familiar.

2. Tamaño de los telómeros (extremos de los cromosomas). Mientras más cortos sean se incrementa el riesgo de padecer cáncer y se genera un aceleramiento del envejecimiento. Para hacerlos crecer evita fumar, beber alcohol y llevar una dieta balanceada.

3. Cambios en el genoma. El ADN sufre los efectos de nuestros hábitos de vida y exposición al ambiente (radiación solar y el tabaco); estos son también una de las principales causas del envejecimiento.

4. Proteínas defectuosas. Cuando el organismo no puede eliminar las proteínas defectuosas se acumulan y generan diferentes enfermedades como el Alzheimer.

5. Agotamiento de células madre en los tejidos. Sin estas células con capacidad regeneradora, los tejidos y órganos envejecen.

No obstante, para evitar el envejecimiento se recomienda tener hábitos sanos como una alimentación balanceada y la práctica de alguna actividad física. También trata de visitar a tu médico ante cualquier anormalidad que detectes en tu cuerpo. Y tú, ¿cómo previenes el envejecimiento?