Cuando te enfermas, lo menos que quieres es cocinar o realizar actividades que representen un esfuerzo físico, sin embargo, puedes aliviar algunos síntomas de forma natural, ya que existen alimentos para curar enfermedades.

De acuerdo con información publicada en The Huffington Post, la alimentación es clave en el proceso de la enfermedad, porque estimula el sistema inmune. Por ello, a continuación se presentan los productos básicos para superar los síntomas de cualquier enfermedad.

Un estudio del Centro Médico de Nebraska sugiere que el caldo de pollo es un excelente alimento para aliviar los síntomas de la gripe pero, ¿qué otros alimentos son útiles para aliviar enfermedades? ¡Conócelos!

1. Infusiones. Este tipo de bebidas alivia el dolor de garganta y la congestión, sobre todo el té verde, ya que ayuda a combatir las infecciones y fortalecer el sistema inmunológico. Incluso, el agua caliente con unas gotas de limón, mantienen al cuerpo hidratado, según un estudio publicado en the British Journal of Nutrition.

2. Cítricos. Los alimentos que contienen vitamina C, la cual puede reducir los síntomas del resfriado o gripe; además, la piel blanca que se encuentra en este tipo de frutas (naranja, limones y toronjas) contiene flavonoides, los cuales ayudan a estimular el sistema inmune, señala una investigación publicada en Advances in Experimental Medicine and Biology.

3. Alimentos picantes. Son descongestionantes naturales muy eficaces, gracias a su alto contenido de capsaicina, según un estudio publicado en Annals of Allergy, Asthma & Immunology.

No obstante, se debe evitar su consumo si las personas tienen problemas gástricos.

4. Galletas. Este tipo de alimento libre de sal ayuda a regular la digestión, sobre todo después de presentar vómito.

5. Plátanos. Por ser ricos en potasio, ayudan a aliviar los síntomas de sudoración, vómito o diarrea; además, bajan la temperatura corporal y ayudan a reponer los electrolitos perdidos, detalla un estudio de la Appalachian State University.

6. Jengibre. Una investigación publicada en Critical Reviews in Food Science and Nutrition señala que este alimento es muy eficaz en la prevención y reducción de náuseas o enfermedades gástricas como estreñimiento, inflamación y vómito.

Cuando estés enfermo evita comer alimentos ricos en azúcar, ya que estos generan inflamación y afectan al sistema inmune.