A partir de 2020, la NASA permitirá los viajes turísticos a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

La agencia espacial estadounidense informó este viernes que abrirá la estación en órbita a la llegada de turistas y otros actividades comerciales.

Robyn Gatens, subdirectora de la ISS, explicó que el plan incluye hasta dos misiones privadas cortas de turistas espaciales por año.

El primer módulo de la ISS se lanzó a la órbita en 1998, y la estación ha recibido distintas misiones espaciales que la han ocupado de forma continua desde noviembre de 2000.

«La NASA está abriendo la Estación Espacial Internacional a las oportunidades comerciales y promocionando estas oportunidades como nunca antes lo habíamos hecho», dijo el director financiero Jeff DeWit en Nueva York.

Los turistas podrán permanecer en la Estación Espacial Internacional por un plazo máximo de 30 días y lo harán en naves espaciales estadounidenses.

La agencia explicó que una entidad comercial privada estará a cargo de determinar la composición de la tripulación y garantizar que los turistas espaciales cumplan con los requisitos médicos y de entrenamiento para los vuelos espaciales.

Las dos compañías contratadas por la NASA para poner en práctica su plan fueron Boeing y SpaceX, informó el diario The Washington Post.

Privatización de la Estación Espacial

Esta apertura a colaborar con empresas privadas es el primer paso hacia la privatización total de la Estación Espacial Internacional.

La NASA había prohibido previamente cualquier uso comercial de la base y a los astronautas participar en investigaciones con ánimo de lucro.

Pero el año pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, publicó un presupuesto en el que se contemplaba que la estación se deje de financiar con fondos públicos a partir de 2025.