Alejandra Guzmán ha vuelto a ser hospitalizada, debido a la infección crónica que tiene en el área de los glúteos.

La cantante mexicana ha estado internada en varias ocasiones a consecuencia de un mal tratamiento estético donde le inyectaron una sustancia que le ha provocado infecciones y ha colocado su vida en riesgo.

La Guzmán ingresó la noche del martes para continuar con el tratamiento médico que le fue recomendado, tras la segunda cirugía que le practicaron en marzo pasado.