Orlan, según el sitio huffingtonpost.com, desea una compensación correspondiente a 7.5% de las ganancias por el disco y el video Born This Way, o bien, un total de 31.7 millones de dólares.

La cantante es acusada de mostrarse en una escena de Born This Way con el mismo «soporte de plexiglass, la mismo forma cuadrada del corte de cabello, los mismos implantes faciales y las mismas cabezas decapitadas» que la escultura de Orlan de 1996 llamada Mujer con Cabeza.

Un punto destacado entre Gaga y Orlan es el de los «implantes faciales».

La francesa tiene implantes en las sienes y los pómulos del mismo tipo de los que hace años la cantante usó como parte de su imagen. Pero fue Orlan la primera en usarlos.

Orlan, representada por el mejor grupo de abogados de París, ha denunciado a la compañía de discos de la cantante, Universal Music France, y solicitado la suspensión de la comercialización del álbum y videoclip.

Apenas en febrero de este año una ex asistente demandó a Gaga por 390 mil dólares. Jennifer O’Neill aseguró que mientras trabajó para ella estuvo obligada a pasar las 24 horas cerca de la cantante e incluso dormían juntas.