Belinda volvió a hacer de las suyas. A cambio de realizar una amplia sesión fotográfica exigió que su camerino fuera acondicionado con productos de marcas específicas, además de un considerable pago por sus servicios.

Hace algunos días la interprete de En la oscuridad se trasladó a la Riviera Maya para posar ante el lente de una revista de moda y estilo, misma que al contratarla nunca imaginó la excéntrica lista de peticiones que acompañaría al acuerdo comercial.

Una fuente consultada por BASTA! reveló que entre las exigencias de la cantante figuraban un considerable número de botellas de agua de la marca francesa Fiji, cuyo costo por unidad rebasa los cuatro dólares americanos. La artista también solicito que el lugar estuviera tapizado con finas alfombras y que el sistema de ventilación contara con aire purificado.

La fuente agrega que en la lista de requerimientos, 10 páginas en total, Belinda puso especial atención en las especificaciones que le permitieron gozar de un ambiente relajado. «Hay dos puntos que llaman mucho la atención de esta lista; Belinda pide que el camerino esté lleno de flores, el área tiene que ser de dimensiones considerables porque además también se pide un lugar especial para meditar», destaca.

La editorial contratante se encargó de cumplir puntualmente las exigencias de Belinda, con tal de obtener las fotografías. La suma pagada a la cantante se desconoce con exactitud, pero se presume que se trató de una cifra de miles de dólares.