Por: Marcela Flamarique Herrera

Una noche de terror y espanto fue la que se vivió en los pasillos del Zoológico Tamatán el pasado 1 y 2 de noviembre. Con motivo de hacer un tributo a los muertos, los inquilinos de Tamatán lograron que los capitalinos que se dieron cita en dicho recinto disfrutaran de una padrísima noche de espantos.

Leyendas, historias urbanas, cuentos de terror, y rituales fue lo que predomino en cada rincón del Zoológico, fueron más de 1500 victorenses lo que tuvieron la oportunidad de disfrutar de este primer evento denominado BUU ZOO.

Las puertas del zoológico se abrieron en punto de las 20:00 horas. Esos dos días el espanto se hizo presente en los rostros de los paseantes, quienes salieron muy contentos con las actividades realizadas con motivo del festejo del “Día de Muertos”.

Galería