Charlot nació por casualidad hace un siglo fruto del instinto de su creador, el genio de la comedia Charles Chaplin, cuando le encargaron que se pusiera «cualquier cosa» para un breve papel en una película y este improvisó un personaje de vagabundo que haría historia.

El británico Chaplin tenía por entonces 24 años, una intensa carrera teatral como profesional de la pantomima a los servicios de la compañía de Fred Karno, y poco interés por el cine como medio de expresión, un espectáculo inmaduro que echaba a andar. Luego de pasar un rato juntos durante el espectáculo de variedades que ofreció el local, cada uno se fue por separado. Su romántico encuentro en la capital británica se enmarca en la gira musical que Drake ha emprendido por Europa.