Durante los tres años del romance entre Tom Cruise y Penélope Cruz, la iglesia de la Cienciología trató de convertir a la española a sus creencias.

Sin embargo, Penélope se negó a dejar de lado el budismo y se dice que ése fue el principal factor por el que terminara su romance con el actor estadounidense, uno de los más famosos practicantes y promotores de la Cienciología.

El sitio web Radar Online publica parte de lo declarado por Mark «Marty» Rathbun, un antiguo miembro de la Cienciología que llegó a ocupar puestos importantes en la organización, y quien participó en el documental Scientologists at war.

Acerca de la relación con Penélope, la razón por la que terminaron fue porque ella no quiso dejar sus creencias budistas y adaptarse a la Cienciología.