El español Nicolás Vallejo- Nágera, mejor conocido como Colate, exesposo de Paulina Rubio, aseguró que la cantante mexicana está loca y desea que se someta a una evaluación psiquiátrica rigurosa. Así lo dio a conocer el portal TMZ, acerca de la disputa que aún mantienen ambos por la custodia de su hijo Andrea.

Colate aseguró que Rubio no se ha sometido a la evaluación que ordenó el juez y además dijo que desde que Paulina está en X Factor él no ha podido ver a su hijo. Todo parece indicar que quien fuera marido de la mexicana desde 2007 hasta 2012, volverá a los tribunales para solicitar una controvertida prueba de capacidades mentales, misma que ya había solicitado en 2012, durante el transcurso del largo proceso de divorcio.

En aquella ocasión, sin embargo, el juez permitió que Paulina decidiera por su propia voluntad si quería desvelar públicamente su estado psicológico, lo que explica que ahora Colate trate de forzar a la cantante a defender su labor como madre a través de un examen totalmente obligatorio. La cantante, además, es objeto de un proceso legal en Estados Unidos por parte de una empresa colombiana que la acusa de incumplimiento de contrato.