Cinco recomendaciones para evitar la formación de calculos renales. También es conveniente que estos consejos sean seguidos por las personas que nunca han padecido los molestos cálculos con la intención de prevenirlos.

1. Bebe mucha agua natural y purificada. Asegúrate de tomar agua filtrada, libre de flúor y cloro. El agua es el limpiador y purificador que nuestro cuerpo necesita. Para prevenir la formación de cálculos e incluso para expulsar los que se hayan formado es recomendable beber entre 2 y 4 litros por día. Esta recomendación muchas personas la saben, pero muy pocos la siguen al pie de la letra. Haz caso, muchas veces haciendo pequeñas y simples modificaciones en el estilo de vida podemos prevenir muchísimos problemas de salud.

2. Agrega 1/2 limón y un chorrito de vinagre de manzana al agua. Estos ingredientes ayudarán a alcalinizar tu cuerpo y a disolver los pequeños cálculos ya formados y te permitirá mantener limpios y permeables todos los conductos urinarios.

3. Come alimentos ricos en calcio. Contrariamente a lo que pudieras pensar, comer alimentos naturalmente ricos en calcio ayuda a prevenir la formación de piedras en los riñones. Las investigaciones sugieren que el calcio presente en la dieta se une con eloxalato de calcio, que es la sustancia que compone la mayoría de los cálculos renales, modificando el proceso de cristalización antes que se den las condiciones para que se formen las piedras.

Los alimentos naturalmente ricos en calcio son: vegetales de hojas verdes, verduras crucíferas (brócoli, coles de bruselas, coliflor, etc.), frutos secos y semillas como las almendras y ajonjolí o sesame, y leche y mantequilla cruda (sin pasteurizar) que provenga de animales de libre pastoreo.

4. Elimina las sodas o refrescos de tu alimentación. Estas bebidas acidifican mucho tu organismo debido a su contenido de ácido fosfórico y generan un medio propicio para la aparición de cálculos renales y como efecto secundario disminuyen el consumo de agua natural.

5. Asegúrate de consumir magnesio todos los días. Una de las sustancias que se administran en pacientes que tienen piedras renales es el citrato de magnesio, es un mineral natural que contrarresta los efectos del mineral de oxalato presente en muchos alimentos como las espinacas. Para evitar la formación de cálculos renales come muchos alimentos ricos en magnesio cada día, por ejemplo: el aguacate, brócoli, cacao crudo, frijoles, plátanos, y las lentejas. También se recomienda tomar un suplemento natural de citrato de magnesio y complementar con un suplemento de Vitamina B.