El mejor consejo de belleza que cualquiera podrá darte, es nunca salir de casa sin antes aplicar protector solar. No importa si el día está nublado o si estarás toda la mañana en interiores. Los rayos del sol y de la computadora, afectan tu cutis y favorecen el envejecimiento. El segundo mejor consejo es aplicar los mismos cuidados de la cara al cuello; una parte del cuerpo que solemos olvidar y que, si descuidamos, puede revelar nuestra edad.

Estos son los secretos de belleza para una piel saludable y hermosa todo el año:

1. Limpieza

Elige un jabón que se adapte al tipo de piel (grasa, seca o mixta) para garantizar que reciba los cuidados necesarios. Nunca uses jabones de barra porque resecan mucho la piel.

¿Cuántas veces al día debes lavarte la cara? Sólo cuando te bañas y al desmaquillarte. Hacerlo demasiado, al contrario de lo que muchas piensan, puede producir irritación. Empieza con agua caliente para limpiar los poros. Después utiliza un jabón especializado y termina tu limpieza con agua tibia o fría para cerrar los poros.

Opción natural: Yogurt o leche, pero asegúrate de retirarla suavemente por completo.

2. Desmaquillarse

Jamás te duermas sin desmaquillarte porque dejas bloqueados los poros e impides que la piel respire libremente y se regenere. Utiliza un producto para desmaquillar suave. Aplícalo con un algodón previamente humedecido para evitar dañar la piel.

Opción natural: Aceite de oliva o de almendras pero en pocas cantidades. No te recomiendo los aceites de bebé para desmaquillar ya que producen pequeñas verrugas blancas como acumulación de grasa.

3. Exfoliación

La exfoliación es uno de los pasos más importantes en tu ritual de belleza. Elimina la piel muerta a profundidad. Recuerda hacerlo de manera circular y al final, limpiar la piel por completo.

Opción natural: Prueba mezclar azúcar morena con aceite de coco.

4. Hidratación

No existe una cantidad específica para saber cuánta crema debes usar. Tu piel absorbe la que necesita. Sólo cuida no aplicar de más para no tapar los poros de la piel. Recuerda que la piel alrededor de los ojos es más delgada y seca que el resto de tu cutis. Pon especial atención en esta parte de la cara para evitar las temidas arrugas.

Opción natural: Aceite de coco o de almendras.